miércoles, 29 de julio de 2009

Taronja Orange Oranssi Laranja Apelsin

Lo que son las cosas:

Las dos últimas semanas como becaria fue inevitable no escuchar a una compañera que preparaba un evento para la marca en la que el elemento principal eran las naranjas. Que si naranjas p'arriba, naranjas p'abajo, naranjas pal centro... Hablando con todos los proveedores que se le ocurrieron y, la verdad, haciendo un buen trabajo porque al final consiguió todo lo necesario para el futuro evento (con muestras incluídas gratis, y no, no precisamente de las naranjas).

Soñé hasta con naranjas, con zapatos naranjas, he usado el color naranja para la remodelación de mi nuevo currículum... estoy obsesionada con ese color porque aún no he podido usarlo como color principal para ninguno de mis trabajos (por los visto es complicado que quede bien después de imprimir).

Total, que me iba yo el viernes pasado con toda mi pesadumbre y pensando en qué iba a ser de mí a la semana siguiente cuando de repente me encuentro el NARANJAMÓVIL delante de mí.


Menos mal que no había policía a la vista y perfectamente sé que no se debe hacer eso de coger el móvil mientras conduces... ¡PERO ES QUE (por una vez, lo prometo) TENÍA QUE FOTOGRAFIARLO! Me pareció el acabose.

No he vuelto a flipar con naranjas desde entonces. Snif, snif...




7 comentarios:

Sílvia dijo...

dicen que el naranja es el color de la alegría ...

marta dijo...

Ostras! que fuerte, eso debe ser una señal del destino

Beatriz dijo...

Juaaaaaaaaaas, que me meo!!! Ups, perdón, micciono, juasjuas. Es mortal ese ¿coche?

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Mara....quiero ese coche YA!!!!!!

mfb dijo...

¿Hace un zumito? ji....

Masmi dijo...

Orange for ever!! :-D

Cayetana Altovoltaje dijo...

Ese coche debía transportar al alcalde de Sóller por lo menos.
Que vivan las naranjas cuya piel combina también con los Ginkis de Citadelle, uep!
Tu amiga la alcojólica