viernes, 10 de julio de 2009

Me hago mayor.

Y lo sé porque yo no soy de lágrima fácil, pero es que ayer pude asistir a una presentación de Javier Oliete, director de Neo@Ogilvy (¡de Bassat & Ogilvy!). ¡Buah!, si ya estaba contenta con saber que podía asistir (pensaba que como becaria no sería posible) cuando acabó fue como... ¡Qué grande!!


A lo mejor es que soy novata total y me impresiono con cualquier cosa, no sé, pero de verdad que una agradece estas cosas. Y no, no es que terminara llorando de la emoción, pero que hubo momentos que se ponía la can-ne de gallina y constantemente se me metían motas de polvo en los ojos... Jo, es que conocimientos así no todos los días tienes la oportunidad de aprenderlos y, encima, de alguien cuya empresa tiene premios a nivel internacional como los cinco que se llevaron en el Festival El Sol.


La presentación fue sobre la campaña de Obama en las pasadas elecciones norteamericanas. Y si ya el señor Obama me parecía un buen tipo, sincero y honesto, después de ver el análisis que se hizo en la presentación, ahora puedo decir que Obama mola. Y mucho. Su campaña fue un fiel reflejo de lo que él es.

Barack Obama no era conocido, no tenía apoyos y es uno de los más demócratas del Partido Demócrata de EE.UU., tanto que algunos lo tachan de socialista (por lo visto allí es peor que ser narcotraficante o proxeneta), carecía de experiencia... entonces... ¿cómo llegó a ganar unas elecciones presidenciales del país más poderoso del planeta y, encima, con el mayor presupuesto de la historia de este país?

Pues por lo visto fue tan sencillo como (y cito las conclusiones de Javier Oliete, excepto lo que está entre paréntesis que lo he agregado yo):
  • Obama fue (es) positivo, esperanzador e implicante.
  • Es honesto y transparente.
  • No impone: confió en la autenticidad de las bases (la gente) y alimenta su participación (lo que este hombre y su equipo montaron fue increíble).
  • Construyó desde la base: la fuerza está en lo poco de muchos y no en lo mucho de pocos (¿por qué depender de cuatro ricachones cuando todo un país puede proporcionarte millones de apoyos y no sólo económicos?).
  • Utilizó la tecnología (yo tomé nota de estas conclusiones con mi móvil porque me olvidé de coger papel y boli jajaja).
  • Si no sabes no importa, rodéate de un buen equipo (fundamental).
  • Social media: te permite hacer y participar (y si la gente participa es que se implica y si se implica es que le importa).
También me quedé con que las marcas pueden ser el mejor anfitrión. ¡Y es cierto! ¿Cuántos temas, relevantes o no, se han tratado alrededor de una Heineken o un helado Häagen-Dazs, por ejemplo? Las marcas tienen el dinero, pero la última palabra la tiene el consumidor y o las encumbran o las hunden en la miseria (recordemos el caso de la Cherry Coke en España).

Otra valiosa perla que dijo fue que hay tres clases de empresa (persona): las que dejan que las cosas pasen, las que hacen que las cosas pasen y las que se preguntan ¿qué ha pasado?.

De mayor quiero hacer cosas así... y digo de mayor porque a mí todo esto me pilla ya con una edad, que una no es tan joven como los pipiolos que ayer recogieron sus títulos en la fiesta de fin de curso de mi escuela (ese es otro tema que trataré en un futuro post, sólo os digo que uno de mis trabajos sale en la publicación mensual de al escuela, ¡qué emoción!). Pero supongo que eso no debe importar mucho si te das cuenta que puedes aplicarte muchas (si no todas) de las cosas que se dijeron en la presentación.


Lo dicho: ¡Muy grande!



pd: gracias a E.M.,la jefa del departamento en el que soy becaria, por dejarme asistir a la presentación y gracias Javier Oliete por ese entusiasmo por su trabajo, fue gratificante escucharle.


5 comentarios:

mfb dijo...

Jo, qué suerte haber podido asistir!
Y absorbes como una esponja. Te trajiste todo y qué forma de expresarlo. Siempre me encanta leerte
¡Wapa! Beicos.

Anónimo dijo...

La decepción OBAMA ...

http://www.youtube.com/watch?v=B25yiXr2qlA

... o como mola estafar a la gente

Mara Jade dijo...

Parece que 6 meses de presidencia ya dan derecho a criticar a este hombre, mientras que nadie abrió la boca durante los 8 años de brutalidad, estupidez, vergüenza y derechismo de Bush.

La próxima vez, firma o no publicaré tu comentario.

Superflicka dijo...

Mara, ¡amén con tu respuesta! ¡Muy bien dicho!

Y yo también creo que Obama ganó por dar una imagen sincera de lo que es, no una imagen manipulada a medida del consumidor.

Masmi dijo...

Con lo que me gusta a mi la publicidad y todo lo que está relacionado, debió ser super interesante.
Han publicado un trabajo tuyo?? claro que si!!!
Un besote