jueves, 18 de junio de 2009

¿Cómo has comenzado el día?

Yo he dormido malamente. No por el calor, sino porque en esta época del año, con lo de los exámenes y tal, suelo tener pesadillas y/o levantarme más cansada que cuando me he ido a dormir.

Además, me he visto unas ojeras que casi me llegan al ombligo... sin contar que tengo los ojos hinchados como pelotas de golf.

Me he levantado especialmente torpe hoy: casi todo se me ha caído, me he dado un golpe en el dedo gordo de un pie con una esquina, he puesto a lavar ropa que ya estaba limpia... y casi me vengo al trabajo con la pinza horrorosa que todas las mujeres tenemos para recogernos el pelo pero que NUNCA sacaríamos a la calle (la mía es rosa mega-flúor con margaritas, so classy).

Después, me he equivocado de salida, porque al parecer no he hecho suficientes veces el mismo camino hacia el trabajo desde ENERO.

Al llegar, aparco y me dirijo a la maldita puerta giratoria por la que entro. Paso la tarjeta para que me deje pasar y cuando estoy a medio giro... ¡la puerta se para! Viva yo, la puerta y la madre que nos parió a las dos.

Menos mal que eso ha durado como 2 minutos... y exagerando. Lo que pasa es que llegoa mi mesa, dejo el bolso, mi café, guardo las gafas, me pongo "las de ver" (como dice la mía mamma), enciendo el ordenador y me siento... hasta que me doy cuenta de que ¡LA MADRE* DE TODAS LAS CUCARACHAS ESTÁ JUSTO DEBAJO DE MI PUÑETERA MESA!

Sólo comentar que una compañera y un compañero del departamento de enfrente me han visto tan acojoná (y a mi otra compañera becaria también, que conste) que se han levantado a ver qué pasaba. El compi le ha pegao un pisotón, le ha dao un empujón con el pie y ya no sé nada más.

Mira que he hecho (y haré) burradas en mi vida pero no puedo con los bichos, me dan un ascazo terrible. Terrriiiiiiiiiiiiiible.

La compi ha dicho: "Estas chicas de ciudad... tanto mirar Star Wars y luego te da miedo un bicho..."

  1. Con un sable láser en la mano yo también soy muy valiente, no te jode.
  2. Sí, de ciudad... de una donde no me encuentro bichos... al menos por donde vivo.
Pero no he dicho nada, sólo he dado las gracias y he medio sonreído... no estaría bien enfrentarse con mi sarcasmo a la Capo del departamento de Diseño Gráfico. Me infunde bastante respeto.

Aunque de todas maneras... ¿qué más da? A finales del mes que viene se me acaba la beca, meto la pata cada 2x3 y no creo que haya intención de que se quieran quedar conmigo por aquí (y mucho menos después de la reciente remodelación del departamento en el que estoy).




Ahora no puedo dejar de mirar debajo de mi mesa.




* Vale, tal vez era una prima lejana, pero era grande... y negra... y llena de patas... aaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrgggggggghhhhh....


5 comentarios:

malaputa dijo...

Nunca se sabe... (me refiero a lo de quedarse contigo en el trabajo, nena ;)

Mara Jade dijo...

Ojalá tengas razón darling, pero no sé yo... Sólo soy una becaria... una bastante torpe, por cierto. Pero gracias!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Tengo FOBIA a las cucarachas....puajjj

mfb dijo...

Yo ya tengo la casa llena de trampas para cucarachas (y eso que en el tiempo que llevo aquí no he encontrado ni una)
Lo del trabajo.... De torpe nada. Además: ¿quién hay más curranta y creativa y puesta y mona que tú?
Pos nadie, por eso eres tú.

marta dijo...

Pues a mi las cucarachas me dfan un poco igual,... asco si, pero como no te atacan!

Ya nos contarás lo del curro,...pero vamos, meteras mucho la pata (que ya será menos) pero yo no me desharía tan fácilmente de una persona tan creativa como tú.


Besos chata