jueves, 5 de marzo de 2009

Lista.

  • Soy competitiva.
  • Al mismo tiempo, muchas veces creo que no voy a ser capaz de esto o de lo otro.
  • Pero soy competitiva y me molesta no estar a lo que yo creo que es "la altura".
  • Me molestan las personas que van de "uy, para nada, estoy en un bloqueo" y luego se ve cla-ra-men-te que lo dicen para despistar.
  • Me molesta soberanamente quedarme en blanco cuando necesito una idea.
  • Y me molesta mucho más que sea ese tipo de persona que juega al despiste quien la tenga.
  • Y si encima da la casualidad que hemos tenido la misma idea... pfffffffffff.
  • En otras ocasiones me dejo llevar y me centro en mí misma, en hacer lo que tengo que hacer, incluso en explayarme y, si puedo, disfrutar de ello.
  • A medida que he ido cumpliendo años me he dado cuenta de que mi lado competitivo le ha ganado terreno al lado feel the flow.
  • Eso ocurre cuando te acostumbras a trabajar en empresas que se mueven por objetivos. Tanto me acostumbré que ahora muchas veces quiero todos esos objetivos y si se pueden sobrepasar, mucho mejor.
  • Parece que nunca es suficiente.
  • Y no es sano porque no siempre se pueden conseguir.
  • No puedo evitar sentir a lo que me quiero dedicar como una competición: hay que ser más creativa, más intuitiva, más original, más rápida...
  • Y no siempre se puede... hasta que aparece el/la mosquita muerta, el/la silencios@, el/la que quiere ver y saber de todo con unos resultados mejores que los tuyos... y entonces te dan ganas de mandar a la flow esa a la porra, calzarte unos tacones bien afilados y usar un látigo.
  • ¡Cómo me mossssssssssquean ese tipo de personas!
  • Sí, esto se me pasará, me tranquilizaré y volveré a intentar hacer las cosas lo mejor que sea capaz de hacerlas e intentaré disfrutar. ¡Con un par!
  • Pero sigo siendo competitiva... y mucho.


4 comentarios:

Fle dijo...

Bienvenida al maravilloso mundo del "necesitounaideaya!". Yo odiaba ese estado, mucho. Me daban ansiedades cuando tenía que presentar cosas, ideas, bocetos, lyouts y no se me ocurria nada (bueno, porque mierdas a espuertas).
Luego te das cuenta que la idea más sencilla es la mejor (y jode cuando no se te ha ocurrido a tí, y eso que la rondabas) pero hay que aprender a superar eso, porque de cualquier otra manera, acabas por comerte a tí misma.
Cuesta, pero lo suyo es dejarte llevar y apuntar absolutamente todo lo que se te pase por la cabeza.
LLega un punto en el que te das cuenta que la idea que menos te parecía, es la que más gusta (la gente tiene un sentido de lo bonito bastante peculiar) así que, a por ellos!

Creo que la clave es hacer algo que realmente te guste a tí básicamente porque será lo más fácil de defender.
Y si no sale, pues no sale. Ya vendrán otras oportunidades.

BEsets.

Garbinada dijo...

Está bien ser un poco competitivo y tener objetivos porque ejercen de estímulo para seguir avanzando, pero también hay que entender que no siempre se le pueden ocurrir las ideas geniales a uno y que cuanto más nos presionamos menos inspirados estamos, así que sigue con el Feel the flow también!
Gran idea la de Fle, lleva siempre un bloc encima para apuntar todo lo que se te ocurra.
Besos a las dos!

ynosek(+)kontarte dijo...

está claro .. hay que ser competitivo ...

y el gilipollas cantamañanas es un especimen que ronda casi todas las empresas .... dios que asco le tengo a ÉL

Nora dijo...

Tranquila Marita, ser competitiva a veces te desplazarà un poco de tus ideas. Focalizarse està bien, obsesionarse para lograr el objetivo que fuere, harà que te pierdas y valga la redundancia, ese objetivo. Hacia adelante linda, los costados distraen. Este es mi parecer, claro.

Un besito en la frente :0)