martes, 20 de enero de 2009

Hoy ha sido fiesta.


Cada 20 de enero es festivo en Palma, sólo en Palma, porque es el día de San Sebastián, el patrón de la ciudad. ¿Por qué? Aún no he averiguado la razón y todo el tiempo del que dispongo en estos momentos lo estoy dedicando a los trabajos de la escuela que me llevan de cabeza.

En fin, como cada año, en diferentes puntos de la ciudad, se reparten escenarios donde luego se hacen conciertos tanto de grupos/solistas conocidos o no tanto. Resumiendo: nada que me interese. Con deciros que este año el súper plato fuerte del escenario de los 40 Criminales era Nena Daconte. Un jolgorio...

Eso sin tener en cuenta que la gente, aparte de que parece que no come namás que en navidad, que no compra namás que en rebajas, que namás que está enamorada el maldito 14 de febrero... en esta ciudad, sólo hace una torrada (lo que vendría siendo una barbacoa para el resto del país) en estas fechas.

No intentes vivir estas fiestas si no tienes enchufe en los lugares más céntricos, en algún local emblemático o estés haciendo guardía desde las tres de la tarde al lado de un futuro fogueró (hoguera). Asúmelo, no conseguirás cenarte un pan con sobrasada torrada a no ser que te hayas dejado los codos por el camino.

El año pasado vino Fangoria. No recuerdo dónde estaba yo, vamos, que no podía ir porque ya tenía plan. Pero os digo una cosa: ni borrrrrrrrrrrracha de margaritas me metía en semejante horda de modernos, posibles novias de Paquirrín, fans de Cristiano Ronaldo y familias numerosas histéricas.

De lo único que he participado este año es de los MALDITOS CORTES POR EL CENTRO DE LA CIUDAD. Quería caminar un poco por la ciudad, que yo pensaba que estaría de lo más tranquila después de la juerga nocturna. Por variar un poco, vamos. Pues he tardado 40 minutos en salir de ese puto inffffffffffierno para acabar paseando en Valldemossa. Me ha encantado...

¿Cómo pasé yo la noche?
  1. Agotando mi cuarto y quinto paquete de clínex el día.
  2. Intentando no auto-crearme un ataque epiléptico con el código html para la web que hago.
  3. Disfrutar de una gran taza de té de hibisco.
Hala, hasta el año que viene.

5 comentarios:

Masmi dijo...

Tenéis de patrón al santo mas gay-erótico!!

The Inner Girl dijo...

En determinados sitios, las fiestas sólo se disfrutan si eres de los que organizan / patrocinan / están metidos hasta las trancas. :)

Bueno, al menos tu té de hibisco estaría delicioso, ¿no? :)

Saludos.

ynosek(+)kontarte dijo...

jejejejje ... los modernos novios del paquirrín me encantan!!!! jejejejejej.....

donde tenemos la "casita de la playa" se hace una cosa que se llama la "marmita" y claro .... para poder andar tienes que rezar... ya para tomarte un vino haber visto a la virgen ....

una locura....

Garbinada dijo...

Pues también es la fiesta de Cadaqués, lo sabías? Ellos si el día cae en fin de semana "trasladan" la fiesta entre semana para que sólo haya la gente del pueblo!
besos

Miwako dijo...

Y también es fiesta en San Sebastián de los Reyes, en Madrid :D