viernes, 28 de noviembre de 2008

Y cuando llega el frío...

... me da por recogerme en casa al calor del pijama y una buena manta para el sofá, como ya os he comentado.

Pero lo que maaaaaaaaaaaaás me gusta disfrutar es ver series como:
Por si no lo habíais notado, no sólo soy mala porque me da la gana, también soy una serie-adicta de mucho cuidadín.

Me da también por cocinar, tanto me da un potente curry de pollo...




... como un bizcocho de chocolate con almendras, como el que llevé a la barbacoa del pasado fin de semana.

Otras cosa que me fascina es adueñarme del sofá. En SSHome hay dos butacas y un tresillo. En algún pacto de silencio que desconozco, parece ser que todos tenemos nuestro sitio asignado y por lo visto es inamovible. Así que yo sólo disfruto de espanzurrarme en la "inmensidad" del sofá los fines de semana. ¡Qué de zufrí!

Y no os digo nada del mando de la tele, al que yo llamo "cetro del poder" y que siempre está en manos de SSDad... aunque esté durmiendo la siesta.

Los fines de semana también son grandes momentos para aplicarme toda clase de potingues: mascarillas faciales y capilares, hacerme la pedicura, cremas con algún olor fantástico, exfoliantes...

El domingo por la mañana es el momentazo café+tostadas con tomate+diarios (lo que viene siendo ojear las ofertas de trabajo principalmente y enterarme de lo que pasa en el mundo secundariamente).

Pero si ya de verdad me da por desparramarme en mi totalidad, mis cánticos no se escuchan sólo desde la ducha, sino que me monto cada concierto que ni los de Il Divo, oiga. Mindundis a mi lado.

Pero la cosa puede ser aún más ffffffffffffffffuerte si cabe. Porque yo soy una artista poliVALIENTE y le doy tanto al cante como al baile, el salón es mi escenario y una cuchara de palo es el micrófono. Eso sí, todo este tinglado, como aquel que habla catalán, en la intimidad. En mi espectáculo casi semanal siempre se incluye alguna canción de Madonna, algún qué otro éxito disco de los 70 y para calentar, no son pocas las veces que he abierto con el Desátame de la Naranjo... o Whole lotta love de Led Zeppelin. Con mi pijama, mis zapatillas de andar por casa , una horquilla recogiendo el flequi y una buena air-guitar si se tercia. ¡Ahí queda eso!

Así que se vayan preparando los vecinos porque me encaaaaaaaaaaaaanta esta canción del nuevo disco de la Brinni, Mannequin, que tantos y tan grandes momentos nos proporcionó los últimos dos años.



Mannequin - Britney Spears


No descarto prepararme un vestuario en condiciones para tal magno acontecimiento.

Y no se cuándo, pero algún día... en esta u otra vida... no habrá crisis que impida pegaros de hostias por las entradas de mis futuras giras mundiales.

¡Yeah!

7 comentarios:

Marisabidilla dijo...

Creo que ere la vigesimocuarta persona que me recomienda Mad men, al final la tendré que bajar.

BLog culinario de Mara Jade ¡ya!

Adhará dijo...

A mi me salen las galletas de vicio!!!

marta dijo...

y prison break no te gusta? yo al principio no le cogia el puno pero es que ahora tengo sueños eroticos con el wentworth Miller y es q a mi los empollones siempre me han puesto cantidad

ynosek(+)kontarte dijo...

SÍ A MAD MEN
SÍ A HEROES
SÍ AL SOFÁ CON MANTA
SÍ AL MQB EN EL SALÓN CON CUCHARA O LO QUE HAGA FARTITA

Y YA MISMO UN TUPPER CON EL POLLO .... DIOSSSSSSSSSSS

y sí, pongo mayúsculas para gritar muuuuuuuuuuuuuuucho!!!!

Victoria dijo...

Si no ves Dexter, te la recomiendo. Otro que es malo porque le da la gana ;)

Mara Jade dijo...

MariSabidilla: pues ya sabes lo que te toca maja. Yo creo que te puede gustar, eso sí, prepárate para ver raciones extras de machismo.

Adhará: esas las tengo yo que probar.

Marta: claro que veo la serie!! jajajaja yo prefiero al hermano fortachón :-P

ynosek(+)kontarte: OLE!

Victoria: Dexter es uno de los mejores personajes de la historia. Por supuesto que sigo la serie, estoy con la siguiente temporada.

Laura dijo...

lo del sofá es verdad. A mi me toca el de dos plazas, sólo que hoy se me ha adelantado Lira, (la preciosa Spaniel breton) y yo estoy en una esquina mientras ella ronca despanzurrada. Como la voy a echar de menos cuando me vaya a mi casita. El centro del poder, otro que tal, siempre lo tiene mi padre, hasta cuando ronca...