domingo, 24 de agosto de 2008

Es lo que tiene.


Un día, de la mañana a la noche pasas de ser "no es que esas mi amiga, es que creo que eres mi única a amiga" a que se cachondeen de ti por pedir 5 minutos para quedar y hablar mientras se toma algo.

Es lo que tiene cuando de repente alguien cree haber encontrado su alma gemela y en realidad no haberte sentido amiga de esa persona como debería ser.


Un día te crees súper cercana a una persona a la que quieres con toda tu alma, que comparte contigo su casa y sus viviencias. Pero un día está tan ocupada que ni siquiera tiene tiempo para responder a sms o llamadas. Luego te das cuenta de que no te han pasado los avisos de sus llamadas y te cabreas un montón porque ese alguien se pasa por el forro que te llamen. Piensas que por fin las cosas se normalizarán y las largas conversaciones con muchas risas volverán.

Pero no, es alzar las campanas al vuelo demasiado pronto. Echo de menos terriblemente a esa persona, tener contacto, escuchar cómo se ríe y que cuando me pregunte por mi vida de verdad esté interesada y no por compromiso.

Es lo que tiene cuando no eres un Pokemon, que no evolucionas igual que los demás.

Un día te das cuenta que tu propia madre cree el único fin de su vida es convertirse en la criada de tu hermano menor. Depertarle, hacerle el desayuno, el almuerzo, tenerle la comida en la mesa cuando llega, su cama hecha, salir disparada del salón para avisarte de que como lleva 3 horas jugando al pc lleva los auriculares y no te oye (cuando tú estás en la habitación de al lado y puedes acercarte a ver porqué no te contesta), comprarle sus chucherías favoritas y esconderlas para que nadie* con sobrepeso las coma como si fuera una bulímica cualquiera, no decirle nada cuando ni siquiera es capaz de fregar una simple taza de desayuno... ¿para qué? Para no preocuparse por ella misma, estar pendiente de lo que los demás quieren o cree que quieren, no dedicarse ni un capricho, estar en casa todo el día pendiente de lo que ocurre y no darse cuenta de que tiene un tiempo precioso que no ocupa en nada.

Es lo que tiene cuando te crees con la razón sobre todo y pones excusas para evitar reconocer que no la tienes. Eso sí, mientras te partes el culo de quien te lo intenta mostar.

Un día te das cuenta de que a veces desearías ser egoísta, consciente o inconscientemente, para que al menos puedan preguntarse qué te ha pasado. Pero esas cosas no pasan, sólo en las malditas películas.

Es lo que tiene si por casualidad se hiciera realidad ese deseo: que encima la culpa sería tuya por haber dejado que ocurriera.


Un día te sientes patética porque ya sólo te quedar contar estas mierdas en un puto blog, que la gente lo mal entienda y después te ponga a parir.

Es lo que tiene que siempre te toque estar en una situación diferente a los de los demás, que nunca llegarás a comprender sus responsabilidades, sentimientos y prioridades por mucho que lo intentes poner en práctica la empatía que a mucha gente le falta.


*nadie = yo

10 comentarios:

The Slayer dijo...

Tu situacion y la mia son muy distintas, pero es normal. Ya que ambos funcionamos de forma diferente al comun de los mortales, no es de extrañar que tambien nuestras formas de trabajar sean distintas entre si.
Y aun asi, te lo digo una vez mas... Puede que mi movil no este disponible la mayor parte del tiempo, pero eso no significa que yo no lo este. Cuando necesites cualquier cosa, sabes donde estoy. Y si no estoy, deja un mensaje, que en cuanto deje de estar en la parra te busco yo a ti XD

Fle dijo...

Yo no tengo nada que decirte por aquí, creo que sabes de sobra todo lo que hay.
Deberías, por una vez, darte cuenta de lo que sí estás rodeada y de la gente que sí te quiere, de forma incondicional.
Si te pusieras a contar, te faltarían dedos, estoy segura.

Un beso.

Anónimo dijo...

Pooooozi! Me uno a Fle (Hola wapa!!!), cuenta cuenta y verás...
Ailoviusomax!!!
Bibi

Fle dijo...

(Esa Biiiiiiiiiiiiibi bonicaaaa y recién casáaaaaaa!!!! :P Holaa!!)

LaMaki dijo...

Pues claro que la gente te quiere... Y en tu casa tabién, estoy segura... Pero te quieren quizás de una manera "especial"?... ¿Cómo no van a quererte a tí???

Oye, que seguimos con lo de vernos en Sevilla, verdazzzzzz?
Yo haré todo lo posible por escaparme un ratín...

Garbinada dijo...

Estás pasando un mal momento pero eso no significa que no haya muchísima gente que te quiere y se preocupa por ti. Ya sabes que estoy aquí para lo que me necesites!
Un beso enorme

Pilar dijo...

Ainsss jamia..., tu eres una persona válida, independiente y autosuficiente. Y con dos dedos de frente. Que si un día decide abrirse no necesitará llamar a mama cada cinco minutos porque no recuerda como abrirse la cremallera para mear. Tu te imaginas a tu hermano independizado? Yo tambien, y me duelen las costillas de reirme.
Tu eliges como vives, y si tu hermano hace opos de ameba, allá el con su cuerpo. No te compares si?

Superflicka dijo...

¡Ánimo!

caye dijo...

Ya te lo dije ayer y te lo repito ahora: las relaciones con la familia sólo se normalizan cuando te alejas de ellos. Aunque suene cínico, es asín. Todo te parecerán nimiedades dentro de dos años, cuando seas una súperdiseñadora de éxito montada en el euro y todos los ricachones de la isla se peleen porque les hagas un quítame allá ese logo o les diseñes sus interiores (bueno, los de sus jodidas casas).
Y TE LO VUELVO A REPETIR UN DÍA DE ESTOS CON UNOS GINKIS, MUYAYA!!!

Mara Jade dijo...

Me pongo de un rancio a veces...