sábado, 12 de julio de 2008

El confeti en los momentos más divertidos,...

... el hielo en la Coca-Cola, el tomate en el pan, la mantita del sofá en una tarde invierno, la pinza en el pelo para una tarde calurosa, la sonrisota del Gato de Cheshire, el interneeeeeeeeeeeeerrr para Enjuto Mojamuto... ¿Es que acaso Fle es todas esas cosas? ¡NO! Todas esas cosas son Fle: im-pres-cin-di-bles.

Todos deberíais tener una Fle en vuestra vida y no es por daros envidia, pero yo ya la tengo. Porque a Fle sólo le basta un día par dejarte afónica perdida y con problemas respiratorios de lo que te puede hacer reír.

Los días que he pasado con ella en su ciudad, Barcelona, han sido de todo menos aburridos. Es imposible aburrirse con ella incluso cuando tienes un momento de asobine. Lo que tiene de larga, larga lo tiene de encantadora, amiga, escuchadora, habladora, divertida, práctica a la par que asesina de vegetales varios. Es lo que tiene estar armada en el momento apropiado :-P



Y me ha encantado estar con ella porque le gustan los paseos callejeros, las terracitas al sol, el sol mismamente, la comida japonesa, el curry, la ración extra cebolla, Muchachada Nui (nuiiiiiiiii), la improvisación, los cafeses laaaaaaaaargos con hielo, Gorillaz, la lectura y pasar reloj cuando está mirando libros. Justo como yo.

Para paseo chulo el que hicimos por el Mercado de La Boquería donde me fascinaron todos esos zumos exóticos y fresquitos...




... las montañas de chuches que me parecen de lo más divertidas...



... el Parque de la Ciudadela y una comida en
Udon, que hubiera sido perfecta si no fuera porque las camareras eran un tanto... mmmmm... GGGGGGGGILIPOLLAS.



Es como si Fle fuera mi versión extendida... o yo su versión comprimida. Tanto monta, monta tanto. Speaking in silver: a jjjjjjjjjjachonda hay poc@s que la ganen.

En este viaje no he hecho muchas fotos, he preferido quedarme con los recuerdos porque no siempre se tiene que ver todo a través de la lente de una cámara.

Lo que Sita Fle ha cuidado de SSG, lo que la ha hecho reír, lo que la ha abrazado y lo cómoda que la ha hecho sentir no se puede explicar exactamente con palabras. Debería grabarse en vídeo porque ya sabéis eso de que una imagen vale mil palabras. Y yo, como
tod@s l@s que me conocen saben, tengo muchas más de mil palabras pero aún así me quedaría como lo que una es: corta (de estatura, s'entiende).

Me regaló Tokio blues de Murakami, que tenía muchas ganas de leerlo y me dijo que me gustaría. Pues la verdad, no sé de qué va el libro todavía porque no lo he empezado, pero si es tan bueno como la Fle-dedicatoria tiene muchas posibilidades de pasar al top-ten de Los libros requetebonicos de SSG.

Lo que hemos disfrutado con la comida japonesa, con nuestros cafeses mañaneros escuchando música y los esparcimientos en el sofá han sido cosa fina. Pero una cosa te digo querida Fle: exijo tener esa foto tuya disfrazada del jovencito Rappel y del Churrings caracterizado de Mar-ciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal Ruíz Escribano.

Tengo ya el marco preparado para poneros en la estantería que yo llamo Hall de la Fama Tontuna. No te digo más.

Porque esa es otra: Fle y Churrings son de esas personas que ya no puedes evitar asociar. Se quieren, claramente está, pero ese entendimiento y esa manera de jartarse de reír juntos no tiene precio.

Y yo tan desaprovechá... en fins.

Muchas gracias Fle por ser tan
increíble y Churrings por ser tan majo y atento. Y recordad, el único animal que vuela y come piedas es el comepiedras volador, ¿vale?.








¡Cascomío!

8 comentarios:

marta dijo...

Pues si chica,... esta muy pero que muy desaprovechada y hay mucho cejato y sordo por ahi!

Bosco dijo...

Te veo muy feliz en las últimas entradas. Después de como te he visto algún tiempo me alegro muchísimo de ello. Gracias a los/las que han contribuido, echaba de menos a esa Mara. Espero que se quede mucho tiempo.

Pilar dijo...

NENA!!!!
Acabo de recordar que te debo un mail con mi movil, voy pall'a :)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Tokyo blues te gustará.

Los zumos son impresionantes. Quiero uno.

Marsónico dijo...

Qué grandes son esos momentos post-quedada, sobre todo si la historia ha merecido la pena y se está deseando repetir. Me recuerda a mi primera vez en Madrid con los que te cuento. Me encantan las fotos y los colorines de los refrescos y las golosinas.

Marisabidilla dijo...

ahhhhh ¿¿por qué nadie me ha llevado a ese paraiso de zumos y chucheeeeees??

Qué bien verte así de feliz Mara.

Besitos

Fle dijo...

Marisabidilla, yo te llevo cuando tu quieras! :)

Y eso que se ha dejado la mitá de fotos que le hicimos a las frutas, que tela marinera el espectáculo de color que irradian!

Ains.

Mara Jade dijo...

Marta: lo q yo te diga jamía, lo q yo te diga.

Bosco: muchas gracias, un tanto apagaílla sí que estaba.

Pilar: esa llamada tuya vale millones, gracias!

FanMa: estoy deseando empezar a leerlo. En cuanto a los zumos, me pillé uno de una fruta extraña q no conocía y coco. De la muerte. No te digo más.

Mars: te hubieras vuelto loco a hacer fotos.

MariSabidilla: muchas gracias nena :-)

Fle: ay omá! la próxima vez q vaya hay q repetir la visita a La Boquería sí o sí. Gracias por ser así de maja!