martes, 18 de marzo de 2008

Los recuerdos.

Todos tenemos recuerdos. Pueden ser buenos, entrañables, confusos, vergonzosos, divertidos, tristes, aburridos, innecesarios, increíbles, dolorosos...


A todo el mundo le gusta recordar momentos agradables, de esos que incluso te arrancan una sonrisita y te hacen sentir mejor. Casi siempre implican algo de nostalgia, que te hace echar de menos ese momento de tu vida, o a la/s persona/s implicadas, el lugar en el que ocurrió, un sentimiento...


¿Quién no gusta de repasar ese tipo de recuerdos? Están ahí y los usas cuando quieres. A veces vienen sin darte cuenta y te dan una pequeña sorpresa.


Pero, ¿qué pasa cuando esos recuerdos no son tan agradables y aún te asaltan de vez en cuando? O tal vez no es el recuerdo en sí, sino el recuerdo de la sensación que tuviste que, incluso, te produce alguna que otra pesadilla.


¿Cómo puedes librarte de eso?


Los recuerdos, buenos o malos, tod@s los tenemos. Queramos o no.


Puedes esforzarte pero olvidar no es tan fácil.


La pesadilla de Johann Heinrich Füssli

8 comentarios:

Masmi dijo...

Claro, todos los tenemos.
Pero hay que apartarlos de la mente, fuera, fuera.
Olvidarlos es dificil, pero mejor tener la cabeza ocupada con recuerdos bonitos para que los otros no tengan sitio para aparecer.

Por cierto, cuando puedas te pasas por mi blog. A ver que te parece el ultimo post. Cuando lo escribia me acordaba de ti, espero tu comenario, ya me dices que te parece ;-)
B7s!

coxis dijo...

y los recuerdos malos se meten en tu cabeza en el momento más inesperado... Cuando te estás secando después de ducharte, cuando estás preparando el café por la mañana, cuando te lavas los dientes por la noche... Hay que acostumbrarse a convivir con ellos

Adhará dijo...

Es dificil olvidar ciertas cosas, ciertos sentimientos, ciertas situaciones.

Tal vez el secreto no sea olvidar, tal vez no sea malo recordar lo malo, simplemente hay que conseguir que al recordarlo no duela.

Besitos!!

Evamar dijo...

Hola Mara Jade, no creo que se puedan olvidar los malos momentos pero al menos podemos intentar ignorarlos, pasar de ellos y procurar que el balance de buenos pese más y tapen a los malos. Te he nominado para un meme, si te apetece hacerlo puedes pasar por mi blog. A mi me ha parecido interesante. Besitos

Cafeína dijo...

Lo mejor es no olvidarlos, aunque sean duros, cada uno "te curte" a su manera. ¡¡Más que olvidarlos, guárdalos lejos!!
B7s

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

para eso solo hay dos opciones: si el recuerdo te permite seguir, pues lo ignoras hasta que pase. Si el recuerdo te impide seguir hay profesionales que ayudan.

No hay más.

Garbinada dijo...

Algunos se pueden relativizar con los años. Otros, simplemente, te siguen asaltando cuando menos te lo esperas, así que hay que aprender a ser fuerte para aguantar el ataque!
Besos

Nora dijo...

Mara...Marita...
Cada uno lleva su vida como puede, como quiere, como elige, como le da la gana y con ella, claro, vienen acoplados los recuerdos, de los lindos y de los otros; de los lindos y tenès razòn, se nos viene la sonrisa y hasta hay veces que queremos que regresen y de los otros que deseamos que no aparezca ninguno màs nisiquiera parecido, y como tambièn bien decìs vos hasta parecen pesadillas ¿pero sabès algo algo Mara? es solo un momento, un instante, luego nacen nuevos, lindos e inolvidables buenos momentos ;0)

Besitos.