martes, 11 de marzo de 2008

Crisis, crisis, crisis... y aburrimiento.

Porque digo yo: ¿dónde están los escándalos? ¿DÓNDE, DÓNDE, DÓNDEEEEEEEEE??

El sector famoseril está de lo más aburrido desde que se ha puesto de moda la rehabilitación, no hay divorcios sonados (el de Hulk Hogan es una pacotillada que no merece atención), MariVicky ya no soprende con sus pijeríos, ya nadie sale a la calle sin bragas, todo el mundo quiere tener su propia línea de ropa y perfume, nadie va a la cárcel por conducir borroch@... ¡joder, es que hasta P.H. está de lo más comedido!

¿Dónde está el relevo generacional? ¡No es suficiente con el embarazo de la hermana pequeña de la Spears!!

Ni siquiera los programas que se hacen llamar rosa cumplen las expectativas de escándalo porque sólo traen a famosillos de séptima u octava fila (y ya les estoy haciendo un favor).

Lo más emocionante de la semana pasada fue reafirmarnos en que si tenemos que hacer el ridículo en Eurovisión, hagámoslo a lo grande con el gran Rodolfo Chikilicuatre e ir a votar el domingo.

Y si le unimos a que acabo de "invertir" 40€ en más material para clase... ¡Qué duro/caro es estudiar lo que me gusta! (sobre todo si estoy en el paro).

Pero, por dioxxxxxxxx, ¡¿hacia dónde vamos?!

Siempre me quedará Madonna, que ya está en el Rock & Roll Hall of Fame (y, aunque me súper encanta el vestuario, debería dejar de peinarse así) y con su última entrevista y sesión de fotos para Interview Magazine de abril.




En fin... PERREA, PERREA...

No hay comentarios: