sábado, 8 de septiembre de 2007

Una que se debe a su público.

Bueno, pues la semana pasada fui a la boda de una amiga... sí, otra que se casa... cuando yo digo que me quedo para DESvestir a los santos es por algo nenis.

En fin, que aquí me pongo yo a mí mismamente para que veais cómo tuve el morro de presentarme:


No hay nada mejor que vivirlo en tus carnes para darle la razón a Mari Tere Campos: la cámara engorda.

¡¿Qué coño?! Yo nunca he negado que estuviera chichosa, ¿no?. Pos hala, a callarse Mari Tere.

A todo esto, tengo que contaros que el padrino de la boda fue el hermano del novio. Sí, el cuñaaaaaaaaaaaao. Un cuñao muy especial... vamos, que lo especial es su gusto a la hora de vestirse nenis. El muchacho apareció con un típico traje negro muy bonito, con un buen corte, todo sea dicho.

La camisa grihpel-la con la corbata a juego y de una tela tirando a raso.

¡Gñeeeeeeeeeeee! Error... a no ser que vayas a la reboda de Farruquito (con todos mis respetos por ese gran fugitivo después de atropellar a un peatón).

¡La virgen del pollo al ajillo, la madre del topo y la receta secreta de la Coca-Cola! Cuando se dio la vuelta y le vimos la espalda...

El cuñao-padrino, la americana chanante y mi triple papada a lo Brinni.


¡Ojalá me hubiera apostado algo! Les dije a los compañeros de trabajo que vinieron que yo me hacía una foto con esa americana. No me creyeron... se nota que no me conocen.

Si es que yo debería tener más afición por el juego o la lotería o los strippers masculinos... mmmm... ya me entendéis.

Por cierto, la novia iba guapísima, el novio por mucho que dijera estaba histérico (actualmente ambos disfrutando de una luna de miel en Japón), la cena espectacular y el dj de la fiesta inmenso, me puso todo lo que le pedí: Madonna, Rafaella Carrá, Village People... entre otros jeje.

Acabé descalza, junto con algunos compañeros de curro, haciendo el indio cantando ESTO a grito pelao... que es muy de mi estilo.

Impresionante y bizarro como casi todo in my single & fabulous life.

Y ya que hablo de bodas...

Más o menos ya tengo claro qué clase de marío quiero, pero lo que de verdad es complicado es... ¡¡el vestido!!. Porque es lo que más importa, lo más esperado tanto para admirarlo como para criticarlo, que eso nos gusta mucho a tod@s. En una boda quien se casa realmente es la mujer sinó a ver de qué tanto tinglado.

Bueno, pues yo es que no me decido:

  • Princesa Leia (lo he dicho cienes y cienes de veces).
  • Madonna en "Like a virgin" (más cienes de veces que lo habré gritado a los cuatro vientos).
  • Chica de los vídeos de Robert Palmer.
  • Cualquier cosa que con corsé entre lo burlesque y pin-up que lleve Dita von Teese (incluídos los tapa-pezones).
  • El vestido de Anita Ekberg en "La dolce vita"...
  • ... o el de Jessica Rabbit...
  • ... o el de Rita Hayworth en "Gilda".
  • El vestido-cisne de Björk.
  • ¡Ostras, un vestido de can-can!
  • ¡De showgirl!
  • El de Marylin Monroe cantándole el "Happy birthday" a JFK y con el mismo cardado, ¡olé!.
  • También me serviría el que llevó en "Cómo casarse con un millonario".
  • Tirando la casa por la ventana, mis queridos Badgley Mischka (su colección del año pasado para Pronovias era impresionante, inspirada en el glamour de las grandes estrellas de cine de los años 40-50) o Monique L'Huillier (el vestido de Pink era chulo, chulo) serían unos firmes candidatos a ser elegidos para tal evento. Muerte a la omnipresente y aburrida Vera Wang.
  • Y si me rayo mucho... ¡el de Gwen Stefani de John Galliano para Dior!! (si viene incluído Gavin Rossdale mucho mejor).
  • O simplmente cualquier precioso vestido de Charo Ruíz, diseñadora fiel del estilo Ad-lib que siempre me ha encantado desde que tengo uso de razón.

¡Qué estrés, por favor! Nada, nada, yo me quedo como estoy. Hasta aquí la crónica nupcial.

10 comentarios:

Adhará dijo...

Ole to guapa!!

SrLobo dijo...

Terminaste descalza? No tenes remedio...

Démonée dijo...

Mírala ella, pero si pareces una princesa!!!
Tienes una cara preciosa.

Garbinada dijo...

Dios mío, qué cara de peligro en la foto con el padrino, luces esos colorcillos tuyos que son el presagio de algo sonado! Seguro que fuiste el alma de la fiesta!
En cuanto a tu vestido de novia: Monique L'Huillier o, a pesar tuyo, Vera Wang... Cosas raras no, que luego seguro que te arrepentirías porque además queda mucha constancia (con tantas fotos!).
bsos

Mara Jade dijo...

Adhará: gracias beibi!

Sr Lobo: qué me encanta hacer el indio!

Démonée: eso eso, como decía Miss Chichi en "A Wong Foo, gracias por todo. Julie Newmar", una prinsesssa, la P, con la R la I, la N y la SESSSA.

Mara Jade dijo...

Garbinada: jajaja que yo me vista de novia y me case tiene tantas probabilidades como que Yola Berrocal se licencie en astrofísica.

Esther dijo...

Ja, ja, ja , lo que me he reido!!! Muy bueno lo de los vestidos. Un saludo

Garbinada dijo...

Nunca digas de esta agua no beberé, ni este cura no es mi padre... te lo digo por propia experiencia! ;-)

IBI dijo...

estabas preciosa, tengo ese mismo vestido!! jajaj somos varias blogeras que lo tenemos, la verdad que a mi me encanta !!

muxus

Masmi dijo...

Ole y ole, pero que requeteguapa que ibas. Me encanta ese vestido!!