jueves, 13 de septiembre de 2007

Busca que te busca.

En eso estaba yo esta tarde, buscando mi certificado de selectividad (jo, soy tan mayor, pero de espíritu joven, ¿eh?, ya empiezo a hablar como mi madre) y he encontrado una de aquellas cartas que te escribe tu primer novio y que a ti te emocionan y piensas para tus adentros mientras se te cae la baba y te paseas todo el día con cara de gilipollas: "Es que es taaaaaaaaan mono".

Da igual que 2 años después se convirtiera en un cabestro insoportable, en ese imbécil más parecido a un troglodita que a esa persona que paseando un día te metió en un fotomatón de improviso para hacer muecas ante la cámara porque tenías el día tristón.
Las relaciones son siempre tan bonitas al principio...

Después, si la cosa acaba mal... MUY mal... el resentimiento, el rencor, el odio y la rabia es lo único que te domina. Eso y las ganas de cortarle los cojones con un cuchillo de plástico para que tenga una mínima idea de lo que te ha hecho sufrir.

Pero esta vez fue diferente.

Yo creí haberme asegurado de romper, destrozar, tirar y quemar fotos y estupiedeces varias (entre ellas una pieza de ropa interior HO-RRO-RO-SA a mi entender, súper erótica-festiva para él, desde entonces no tolero que nadie me regale underwear)... abrí un cuaderno y me encontré una nota.

Y ya no sentí ni resentimiento, ni rencor, ni odio, ni rabia. Las ganas de mutilación persisten, pero la sangre mancha y es difícil de quitar.

Recordé lo mucho que me sonrojé cuando leí esa nota, y lo que me encantó que fuera sólo para mí, y que todo lo escrito fuera sincero, y el gran esfuerzo por no cometer faltas de ortografía... y los micrófonos (inevitables después del tostón sufrido todo el verano).

Además, el arcoiris me hizo una visita. No se puede una marchitar cuando el arcoiris te hace compañía...





... y después puedes disfrutar de unas fantásticas figuetes (el diminutivo de higos, en mallorquín) de la higuera que SSDad cuida con tanto esmero en su huerto.



MonsterFiga... si le das un mordisco no es tan fiero.

5 comentarios:

mala dijo...

tia estoy muertecita de hambre!! ahoramismo pagaría lo que fuere por una fuente de higos!!! joe que buenos!

muakissssss

Laura dijo...

Me muero por saber como era esa underwear! Creo que mi madre recolectará higos en breve. Te los comes de cuatro en cuatro? yo con dos estoy empachada

Garbinada dijo...

Pues hasta ayer yo decía que no me gustaban los higos, pero fui a pasear por el bosque con mi tía y estuvimos "robando" higos y me parecieron riquísimos!
Bsos

Cool Boy dijo...

Pues sí, demasiado ñoñas las relaciones en sus inicios, jaja!

Te gustan las figuetes? A mi madre también, jaja, yo las odio! ARGHH,

un besín,
xxx

P.D. Qué tal el curso de Flash?

Mara Jade dijo...

Mala: están de rechupete!

Laura: de choni calentorra total... usa tu imaginación.

Garbi: a que están ricos? me encantan.

Cool: El curso... va. Todos los demás ya tienen un nivel y yo empiezo de cero. La frustración me invade la mayor parte del tiempo.