miércoles, 13 de junio de 2007

¿Cómo encontrar un joyero?

En un pueblo vivía un chico que se sentía muy triste. Tenía la sensación de que no le importaba a nadie, que si desapareciera de la faz de la tierra, nadie se percataría de su falta, a pesar de que él sentía afecto por muchas personas.

Decidió ir a ver a un anciano, al que siempre visitaba cuando se sentía apesadumbrado para pedirle consejo. Le contó lo que le pasaba. Esta vez se sentía más triste que nunca en toda su vida.

El anciano le escuchó atentamente.

Cuando el joven terminó de hablar, el anciano no dijo nada. Se limitó a quitarse un anillo de uno de sus meñiques y se lo entregó al joven diciéndole:

- No sé si voy a poder ayudarte, pero tal vez si me ayudas a mí te pueda ayudar después a ti. Coge el caballo y vete al mercado. Necesito que vendas este anillo pero te digan lo que te digan, n aceptes menos de una moneda de oro. Entendido?

El joven asintió. Cogió el anillo y se fue cabalgando hasta el mercado.

Ofreció el anillo a todo el que quiso escucharle. El que más le ofreció fue dos monedas de plata y un recipiente de cobre. El que menos... ni siquiera le contestó cuando escuchó el precio mínimo.

El joven insistió hasta que el mercado se quedó vacío. Evidentemente no logró vender el anillo.

Volvió a cabalgar, regresó a la casa del anciano para contarle lo que había sucedido y pedirle un millón de disculpas por no haberle podido ayudar en esa tarear.

Anciano: "Mmmm... mira, no te preocupes, sabes lo que vamos a hacer? Vas a volver a cabalgar pero esta vez hasta la joyería y le pides al joyero que calcule el valor de este anillo. Así sabremos con más seguridad qué precio pedir por él."

El chico volvió a cabalgar y cuando llegó a la joyería le pidió al joyero que examinara el anillo.

Después de observarlo con una lupa, de pesarlo, medirlo... le dijo:

- Vaya, tienes que decirle al dueño de este anillo que lo máximo que le puedo dar por él en estos momentos son 58 monedas de oro. Lo siento, pero para poder conseguir su valor real, unas 70 monedas de oro, tendría que darme un tiempo para poder venderla bien.

Le devolvió el anillo al chico y este se despidió con cara de incredulidad.

Cuando regresó a casa del anciano, le devolvió el anillo y le contó lo que le había dicho el joyero.

El anciano se colocó de nuevo el anillo en el meñique y le dijo:

- Vaya, creo que desde un principio deberíamos haber ido directamente al joyerno, no crees? Él es un especialista en estas cosas y quién mejor que él para reconocer el valor real de este anillo?

Esta historia está contada con mis palabras. Pertenece al libro "Déjame que te cuente" de Jorge Bucay (que ayer estuvo en Palma y cuando me enteré ya no había entradas). Había oído hablar o muy bien o muy mal de este escritor. De momento sólo he escuchado este libro y me ha gustado. Seguiré probando para seguir formándome una opinión.

Sí, digo "escuchado" porque era un audiolibro. Quería probar la experiencia de un audiolibro (qué recuerdos de aquellas cassettes con los cuentos de toda la vida!!). Estaba en la playa y muy atenta esperaba el final, la moraleja de este cuento.

Me hizo sonreír.

***************************

En otro orden de cosas, fijaos que post más chuli ha escrito Pitxi sobre nuestro encuentro. Con documento gráfico y todo! Estas cosas me ponen muy colorá!

11 comentarios:

Masmi dijo...

Muy buena la historia, verdad? ;-)
Te recomendaría los relatos de Poldy Bird, a mi me han pasado alguno y me han gustado mucho.
Besis

Carlos dijo...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese EL ARTE DE LA VENTAJA, libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

Garbinada dijo...

Pues mira si lo entendí bien, que pensé que te habías ido tu a Madrid el finde! Pero estaban todos los brain o sólo Pitxi?

IBI dijo...

hola!! he visto el post de pitxi, que foto más bonita!! menuda preciosidad de paisaje!! donde es???

topita_voladora dijo...

Tuve la suerte de conocer a Bucay en Montevideo en el año 2001 o 2002 (no recuerdo bien) y de poder asistir a una charla en público que dió.

A mi personalmente me gusta, y cuando trabajaba en un estudio de arquitectos y estaba sola, solía poner el audiolibro como compañía :)

Se habla bien y mal de él, porque salió a la luz que muchas de las historias que relata en sus libros, no son de su autoría, y encima ya habían sido publicadas, si no me equivoco por una escritora española...o sea, es plagio...y eso no va acorde a las ideas que plantea en sus libros.

Mis relatos favoritos son "El círculo del 99" y "El Buscador"

beso!

Pitxi dijo...

Me ha gustado la historia Mara, yo habia oido hablar de Jorge Bucay, pero solo de oidas, nunca habia leido nada, pero pinta bien, investigaré mas, por cierto te excedes en los elogios, el post no es para tanto, a mi si que me pone colorao...

Ibi; el pueblo es Valldemosa

IBI dijo...

y de que provincia es Valldemosa? perdonar por mi desconocimiento en esto de la geografia jajaja

Mara Jade dijo...

IBI: Pitxi vino de vacaciones a Mallorca, que es donde está Valldemossa :-)

IBI dijo...

ok! gracias!! jaja no me imaginaba yo tan verde Mallorca!! me ha sorprendido gratamente, a ver si algún año puedo ir.

muxus!!

Mak dijo...

es una bonita historia :)

Pilar dijo...

Es una historia preciosa. No sabia que habia audiolibros en español. De donde lo sacaste?