lunes, 20 de noviembre de 2006

Y por si no teníamos suficiente...

Sólo falta la Nicolasa, la Linsi y esa espantaja de Cory Kennedy. Ya tenemos a las 5 gañanas de la juerga yanki.

Todo esto en la disco del
hotel Bellagio, en Las Vegas, donde algún día me casaré vestida de princesa Leia cuando es secuestrada por Jabba the Hutt (casi como las pizzas).

Por lo visto a la Brinni, que iba un poco tapaíca, le entraron los calores y se quitó los pantacas para poder bailar a gusto. Que eso de poder moverse con tanta ligereza lo está redescubriendo. Así que se quedó en bragas y medias.

Así pasó la noche, cigarrito va, cigarrito viene... que seguro que es estupendísimo para la leche materna que se supone que aún está tomando MiniCheeto.

Algo más que añadir?... Pues sí: Brinni, deshazte de esas extensiones estropajosas ipso-facto. Pelo a lo Anna Wintour again!
Escuchando: Nancys Rubias - Sólo te gusta lo que brilla

pd: no, no voy a hablar sobre LA BODA de este finde. Esperaré a la exclusiva.

2 comentarios:

Celestina dijo...

EFECTIVAMENTE LA BRITNEY DEBE ESTAR AMAMANTANDO A SU HIJO, QUE TETAZAS SE LE HAN QUEDADO!!!!
POR CIERTO, CON RESPECTO A LO DEL VASO DE LECHE: EL MUNDO ES DE LOS QUE RESISTEN :p
BESITOS!

Masmi dijo...

Yo quiero ver las fotos de tu boda, por dior!!! Esa parte de Star Wars es uno de mis recuerdos de infancia, como estaba ahi Leia!!!