lunes, 17 de abril de 2006

Mis abuelos, mis padres.

Mi abuelo era de León. No tengo muy claro de qué pueblo exactamente.

Mi abuelo se casó con mi abuela (claro está), que también era de León, y tuvieron tres hijas. Mi madre es la mediana (y la mejor, que para eso es mi madre).

Como por allí no había mucho trabajo, se fueron a Bilbao. Mi abuelo, mi abuela, las dos petardas (porque eso son) y mi madre.

Mi abuelo y mi abuela se dedicaban a la costura. Mi abuelo era sastre y mi abuela también. Supongo que de ellos me viene desde pequeña el haberme querido dedicar a las telas, alfileres, agujas y patrones. Intento frustrado por mi parte.

A parte de eso, mi abuelo se dedicaba a otros trabajos durante muchas horas en los astilleros para traer más dinero a casa. Mi abuela era la jefa con las agujas de hacer punto, a parte de que cosía, llevaba la casa y se ocupaba de las niñas.

A pesar de que había que trabajar mucho, mi madre siempre recuerda las navidades y todos los días que pasó con sus padres... hasta los siete años.

Mi abuelo tenía un hermano. El típico de la familia de por entonces que se va a Estados Unidos a hacer fortuna. Y lo consiguió. Así que mi abuelo decidió ir para allá a ver qué podía conseguir para su familia.

Pero nunca llegó. Mi abuelo tenía cáncer de estómago y una de las razones por las que iba era porque allí le podrían tratar, cosa que en España por aquellos entonces no se podía.

Mi abuela y las niñas fueron a despedirle. Y supongo que mi abuelo les diría que pronto se volverían a ver.

Pero mi abuelo nunca llegó cumplir esas palabras. Cuando llegó a Florida ni siquiera llegó a pisar el suelo porque se lo llevaron directamente a un hospital donde moriría.

Mi madre se quedó huérfana con 7 años. Los siete siguientes los pasaría internada en un colegio de monjas junto con sus hermanas porque mi abuela no podía con todo ella sola. Sólo veía a sus hijas una vez al mes.

Mi madre era la que más tiempo pasaba con sus padres y era la debilidad de mi abuelo.

Yo creo que mi abuelo hubiera sido un abuelo estupendo. Creo que me hubiera encantado conocer a mi abuelo y que me habría enseñado muchas cosas... sobre todo a no tenerle miedo a las agujas. Pero sobre todo me encantaría ver a mi abuelo con mi madre, ella le recuerda como si fuera ayer. Puedo sentir lo mucho que le echa de menos.

Mi abuela murió hace 6 años de cáncer también. La he mencionado varias veces.

Mi abuela era la mejor. Mi abuela era lo más. Mi abuela me hizo jerseys, mantas, calcetines para dormir... en lana. Era la mejor cocinera del mundo, cariñosa, alegre, simpática y buena persona como pocas he conocido.

Reconozco que no lloré mucho en su funeral. Supongo que porque todavía no me lo podía creer. Cómo se iba a morir mi abuela? Jajajaja... pero qué me estás contando? Si no tenía ni 70 años todavía! Pero si tres días después iba a ser el día de reyes y tenía que llamarnos para preguntarnos qué nos habían traído!!

Y cada vez que veo a mi madre emocionarse cuando habla de la suya no puedo evitar pensar qué me pasará si algún día mis padres me faltan. Mis padres serán como les ha tocado ser, pero son mis padres y lo han dado todo por mi hermano y por mí. Soy una cascarrabias y bastante independiente pero siempre y cuando sepa que mis padres están ahí.

De mi abuelo me quedan algunas fotos antiguas, sus enormes tijeras de sastre, cuadernos con sus patrones de trajes de la época y una manta hecha con retales de tejidos gruesos de lana. Y lo que me cuenta mi madre.

De mi abuela también tengo fotos, una cajita de plata, un anillo y unos pendientes de plata y esmalte... y sus agujas de hacer punto. Y muchos recuerdos.

Eso es lo único que tengo de ellos.

Si alguna vez me faltan mis padres, no quiero quedarme con la sensación de que no retuve lo suficiente de ellos.

4 comentarios:

Folken dijo...

joder, me has dejado con un regusto de boca bastante amargo... pero bastante.

Será porque tuve un susto hace poco.
será eso...

Masmi dijo...

A mi me ha parecido una historia muy bonita, triste, pero bonita. Y bueno, de tu abuela tienes muchas cosas mas, un monton de recuerdos.
Yo ya perdí a todos mis abuelos hace mucho, y a mi padre tambien, y es un gran vacio.
Ahora vivo lejos de mi madre, y pienso que es una pena, pero espero que falten muchos años para que se vaya.º

Habibi dijo...

My abuelo por parte me padre no le conocí, pero no me importa. Su mujer sí, pero al vivir lejos no la disfruté, además era la típica abuela que siempre está enferma, pero yo la quería. Mi abuela por parte de madre no la conocí, y la echo de menos, raro verdad? Sé tanto sobre ella, me han dicho tantas veces y tanta gente que era la persona más buena del mundo, que la siento como si me hubiera abrazado millones de veces. Mi abuelo, que sí conocí, es para mí y para mucha gente (incluídos mis hermanos) la mejor persona del mundo. Se murió en el 99 (mismo día, mismo año que su consuegra). Es el día más triste de mi vida. Pronto hará 6 años. No ha pasado un día en que no haya pensado en él y en la gran persona que es. De él tengo una bata de andar por casa fea fea. Pero es de él. Y unas corbatas. Pero de hecho no necesito nada, sólo su recuerdo y su sonrisa en mi mente. Me voy a poner a llorar. Aquí lo dejo.
No tires los patrones, aún te sirven.

Habibi dijo...

(Me ha vuelto a pasar, Mara, me pierde el comment)
Mi abuelo paterno no le conocí, pero no me importa. A su mujer sí, pero por la distancia no la llegué a disfrutar. Además era la típica abuela que siempre está enferma, pero yo la quería.
Mi abuela materna no la conocí, pero la echo de menos, raro, verdad? Me han dicho tantas veces y tanta gente diferente lo buena que era que lo siento como si me hubiera abrazado miles de veces. Mi abuelo era para mí y para mucha más gente incluídos mis hermanos, la mejor persona del mundo. Le echo mucho de menos. Murió dentro de poco hará 6 años, el mismo día que murió mi otra abuela (mismo año también, 99). No ha pasado un sólo día que no haya pensado, ni que sea por un segundo, en él, en lo mucho que le quería y en lo mucho que me hubiera gustado que estuviera ahora aquí. De él tengo una bata de andar por casa super fea que me encanta. Me estoy poniendo a llorar. Lo dejo aquí.
Por cierto, no pierdas los patrones que aún te sirven, sigue estando de moda.