jueves, 23 de febrero de 2006

Sólo 38-40 en Cibeles.

Ya.

Hay pocas cosas en el mundo que me repateen tanto los riñones como que quieran tomarme el pelo.
Adaner (Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y la Bulimia) denunció que algunas modelos de la pasada edición de la Pasarela Cibeles llevaban la talla 34.

Cuca Solana, directora de tal evento, ha salido al paso defendiendo con uñas y dientes que es falso, que sus chicas tienen que transmitir belleza y salud. Que sí, que son espigadas, pero que deben tener medidas así como 85-60-90 o algo parecido. Y que ninguna de ellas es una baby-model, como hace unos años, cuando niñatas de 13 ó 14 años se contoneaban en las pasarelas con trajes de alta costura (la generación de la que surgen las chicas Hilton, por ejemplo).

Vamos a ver señora, yo sólo voy a poner algunas fotos de sus "chicas espigadas que transmiten belleza y salud", a ver qué me cuenta:


Es verdazzzzzzzz!! Si irradían alegría, salud, belleza y hasta van repartiendo vitaminas en cada paso que dan! En serio señora Solana, perdóneme usted por dudar de su palabra.

Me estoy fijando especialmente en la chica que va con el modelito de Andrés Sardá, un maestro de la lencería. Lo que más me gusta son esas curvas tan voluptuosas que gasta la modelo. Son tan redonditas... No haga caso de las malas lenguas que dicen que es un saco de huesos. Nonononono... eso lo dicen personas gordas y súper envidiosas que ya querrían tener tanta salud y belleza remezclá.

Y qué me dice de estas chicas, eh?


Estoy especialmente orgullosa de esta parte de uno de los desfiles de Miró porque las modelos salen tan requetebien... de verdad, un entretenimiento mirando caderas sobresalientes, clavículas marcadas, hacer apuestas sobre cuántas costillas se ven y así adivinar si alguien se ha quitado alguna...

Diga usted que sí, señora Solana, que sus evento es un homenaje al buen comer, a la figura esbelta, sana, en definitiva, a la mujer mediterránea... por eso ha venido Karmen Kass, que es de Estonia y encarna perfectamente la imagen de la mujer española y olé.

En mi modesta opinión, creo que como invitada especial, nos podríamos traer a la hija de Ozzy, la Kelly, que curvas tiene pa parar un transatlántico y, además, que es una chica muy original.


Probablemente pasa de la talla 40, señora Solana, pero ha visto qué ideal queda con esos peinados imposibles y al lado de Betty Spaguetti... ejem... Mischa palillo Burton? La niña de cara... es mona... sólo hay que vigilar un poco lo que come para que no haya que ensancharle los trajes el mismo día del desfile, pero yo voto por ella.

Claro que si se empeña usted en que Kelly no irradia suficiente salud...


Aquí tiene a Mary-Kate skeleton Olsen. Ha visto qué juventud? Qué gabo? Qué soltura para colocar los pieses? Y esa melena al viento? Y esas larrrrrrrrrrrrrgas y estilizadas piernas?... Ay, de verdad señora Solana, la anorexia hace milagros... y da salud, que sí, que sí, mucha salud.

5 comentarios:

flis dijo...

Tienes razón en decir que igual no es la 38, Mara, pero yo tampoco las veo tan anoréxicas. Están delgadas, bastante, y tienen cara de asco, pero es que esa cara es la que ponen. Yo creo que ves a esas tías tomando algo y vestidas normal y seguro que son bastante más monas.
Que estar delgada y ser modelo no es antónimo de alegría, mujerdedios!

Además, es verdad que muchas comen poco pero también es cierto que hay mujeres que son de constitución espaguettiana, que están así por metabolismo, no por no comer.
En fin, habrá de to, fijo.
Yo prefiero estar así de delgada y pecar de falta de peso que de todo lo contrario, qué quieres que te diga...

Besos!

Chopi dijo...

Yo, dentro de mis encuentros en la tercera fase con la moda, tengo que decir que depende... depende de como sea cada una. Es cierto que he visto cuerpos famélicos ganarme a comer a lo guarro en la hamburguesería más exagerá, y luego tan contentas. Suelen ser gente de ésta "nerviosilla", que no para en todo el día, pero come como con alegría y simplemente, no engorda. Es muy divertido y da muy buen rollo cuando una chavala llega y te dice "Quiero engordar, coño, quiero culo, tetas y chicha, ostiaaaaas..." porque se ven demasiado delgadas y tampoco así se gustan (¡ese es el espíritu).

Una me preguntó una vez "Chopi... ¿se puede ser anoréxica o bulímica comiendo de todo, todos los días, y sin vomitar ni nada después?" A lo que contesté "Sí... se llama anemia. Ve al médico, imbecil" (y resultó ser anemia... pero ya está mejor, ya va por los 48 kilos).

Pero, también he visto modelos exasperantemente guapas y con cuerpazos de caeté patrás, a las que han pedido en su agencia que adelgacen... Coño, como no quieran que se saquen el cerebro para perder un par de kilos...

Yo, ya sabeis, prefiero un filete a unos huesos. Y me consta que lo comparten el 98% de hombres del planeta. Viva la canne, leches.

Fanmakimaki dijo...

Yo opino como dice Marisa, que es muy sabia: Cuanta más masa mejor se pasa. Ea!

Adhará dijo...

Pero como se puede ser tan cínica!!! Esas chicas dan pena y están pidiendo a gritos un bocadillo de croquetas!!!!!!
A mi me sobran muchos kilos, pero sinceramente no me dan envidia ninguna, prefiero estar así, tampoco es que sea yo un ejemplo de salud pero no tengo la cara de amargada que tienen esas pobres criaturas.

octopusmagnificens dijo...

Buenísima la de la derecha del todo en la primera foto.

Por lo demás es cierto que algunas modelos están demasiado delgadas, pero la mayoría de ellas están muy bien. No hay nada más feo que la gordura.