martes, 3 de enero de 2006

Una, que tiene un nivel.

He decidido que me voy a regalar una calle. Sí, porque yo lo valgo y porque me da la gana.

Sí, vale, la calle está en el desierto, pero ya sabemos todos que los terrenos se revalorizan y de ahí a que esto se llene de tiendas exclusivas, apartamentos de lujo y bares, muchos bares... le queda na.

Quieras o no, el nombre ya tiene caché, seguro que ya se están pegando por empezar a construir. Fijo. Convencidísima que estoy de ello, oyes.

8 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

pero que lujazo. Seguro que está en la ruta 66.

Mak dijo...

jatetú la tía, con calle propia y todo, de momento donde Jesucristo perdió la sandalia luchando contra las tentaciones del Averno, pero calle a fin de cuentas ;-P

Mara Jade dijo...

FanMa: en la ruta 666 jajaja.

Brujix: ya sabes que prefiero los lugares cálidos aunq estén a tomar por saco ;-)

flis dijo...

Nenaaaaaaaaa, gracias por mi Bulevard en Marteeeee!!!!!

:)

muá!

chupituni dijo...

Oyesss, pero ahí no se hace ni una puta inmobiliaria ehh, amoshombreporfavor!!!

Besis

Javier de Martino dijo...

Tal y como esta el sector inmobiliario (sobre todo en Baleares) seguro que construyen alli en un año... o menos...

:)

Mara Jade dijo...

Pero como es mi calle, se construye lo que yo diga y punto pelota.

xnem dijo...

Bueno yo que entiendo mucho -pero mucho- de desiertos, lo he reconocido al instante, es el auténtico desierto de Mojame, en los los mismos EEUA, según se mira a la izquierda, si muy cerca de la famosa Route 69, la misma que cantaban los Stones y el mismísimo Nat king Cole con su no menos famoso trio. Pues es un lugar de lo mas molón para jugar a los bolos asturianos.