jueves, 5 de enero de 2006

No puedo dormir... otra vez.

Lo intento, eh? pero no hay manera... y aquí estoy entretenida escribiendo, escuchando una maravillosa canción de Ledd Zeppelin... Kashmir... leyendo blogs... mirando el correo... planificando el día de mañana.

Aún no le he comprado el regalo de reyes a SuperSonicMom y este año está la cosa realmente complicada. Sólo me falta ella y no tengo ni zorra idea de lo que regalarle. Es que encima es tan clásica y tan especial que me resulta difícil acertar esta vez. Quiero que sea algo especial para ella, que sólo pueda usar ella (porque nunca se compra cosas para ella y me da rabia) y que le guste.

Sí, seguro que como es un regalo de su hija le gustará, pero lo que yo quiero es que vea que a pesar de lo gruñona, gritona y descerebrada que es su hija... se preocupa por saber qué le puede gustar.

Mi madre es una pesada, una obsesiva recalcitrante, una agobianta a la par que controladora y sobreprotectora... pero la quiero. Es mi mamá.

A ver... Sugerencias?

8 comentarios:

Bolux dijo...

A personas exigentes Basta que les demuestres su aprecio Con algo sentimental

Hazle una carta Escrita a mano, No un Puto e-mail, dile cosas que solo una hija le puede decir, Un te quiero te gradezco por darme la vida, cualquier cosa que no estes acostumbrada a decirle.
le agradara

muchas veces uno tiene lo mas valioso para dar pero no lo encuentra. lo mas valioso eres tu qu existes gracias a ella,

pero bueno ............ tu decides
bye

Anónimo dijo...

Si nunca se compra cosas para ella, quizás es de esa clase de mujeres que no usan cremas, ni cosméticos, ni maquillajes caros... pero en realidad los miran mucho y les divierte cuando van de compras para otros. Entonces está claro: Algún caprichazo de esa clase (sombra de ojos de Lancôme, gloss Guerlain, yo qué sé, pertenezco precisamente a ese austero género que aprecia los lujos pero no se los permite). Lo mismo vale para complementos (guantes de piel, bolsos, estolas...), perfumes, ropa de hogar, ropa interior...
Y si no, elige un buen libro. Pero reflexionando bien, sin infravalorarla ni tampoco intentar "educarla"... En fin. Nunca escribo en blogs, tropecé con el tuyo y me he sentido tan identificada con tu problema, que yo misma tuve hasta anoche a las 9, que intenté ayudarte.
Carolina

Markitos dijo...

Compralá unas zapatillas japonesas, esas de madera con sus calcetines de dos dedos. A mi madre le gustó bastante. Pero sobre todo a mí por que hacen un ruido al andar y me avisa, por no decir que el ruido es tranquilizador para mí.

Mara Jade dijo...

Markitos: gracias cari, pero no, va a ser que no, mi hermano para santa claus (yo soy más tradicional) le regaló unas zapatillas de andar por casa en forma de pies de oso. Si la pobre ya se ve loca para andar con eso... no me la imagino con unas zapatillas japonesas!!

Carolina y bolo_pc: gracias por als sugerencias, me decanto por algo de eso q mira y no se compra y tal vez le escriba una notita... y no, no por mail, a mi madre ya le viene justo el mando de la tv (como a mi padre)

Mak dijo...

Lo mejor es un capricho, algo que efectivamente le guste pero no se compra por que destina ese dinero a los demás en lugar de dedicarselo a ella misma. Y lo mejor de todo el cariño de su hija, fijo ;-)

chupituni dijo...

Anda, pero si estamos en las mismas!!!

PUes si encuentras algo encantador para regalarla, avísame porfa de los plises :)

Besitos

Masmi dijo...

Buf, soy fatal pensando en regalos, nunca se me ocurre nada.
Feliz Año, besos.

The Slayer dijo...

Yo cuando no quiero regalar algo especial y no se qué, regalo un pedazo de mi historia, a ser posible, algo que me pertenezca y que tenga algun tipo de valor no material para mi. Aunque igual tu madre ya se sabe la tu historia, que to pue ser XD
Por cierto, las "zapatillas japonesas" reciben el nombre de tabi :P