jueves, 20 de octubre de 2005

NUNCA.

Nunca me enviaron flores.
Nunca vinieron a cantarme en el Día de las Vírgenes (es una fiesta mallorquina)
Nunca me maquillé antes de los 18.
Nunca me puse minifalda en la adolescencia.
Nunca me sentí guapa de pequeña.
Nunca me escribieron cartas de amor.
Nunca le gusté al niño/muchachito que me gustó cuando yo era niña/muchachita.
Nunca fumé nada, ni siquiera tabaco.
Nunca me emborraché.
Nunca probé las drogas.
Nunca viví más de 1 año separada de mis padres.
Nunca me dejaron cortarme flequillo cuando era pequeña.
Nunca me dijeron “qué guapa!” antes de los 16 años, pero sí me dijeron montones de veces “buenísimas notas!”.
Nunca dejé a ninguno de mis novios.
Nunca tuve muy claro si quería ir o no a la universidad.
Nunca luché por estudiar lo que de verdad quería: diseño o periodismo, porque pensé que no servía para ello.
Nunca pensé que llegaría a cumplir 28 años.
Nunca se ocurrió pensar que mi padre también podía llorar.
Nunca me aprendí los 10 mandamientos.
Nunca quise hacer la comunión.
Nunca me gustó la rutina.
Nunca he dejado de ser inconformista.
Nunca pensé que llegaría el día en que diría: "basta, te tuve idealizado muchos años y en verdad no eres ni lo que yo esperaba ni lo que realmente quiero".
Nunca, hasta ese momento, había sentido tal ligereza en el corazón.
Nunca consigo irme a dormir por mi propia voluntad antes de las 2 de la madrugada.
Nunca puedo ver algo en la tv sin que mi padre haga zapping.
Nunca he conseguido comprender ese afán de mi madre de tenernos siempre en casa.
Nunca he comprendido qué tiene de divertido jugar a la petanca o al golf.
Nunca me gustó que mi madre me pintara como una “niña buena”… aunque lo fuera… pero no tanto.
Nunca me gustó madrugar.
Nunca imaginé que podría llegar a enamorarme.
Nunca, por mucho que me esforzara, supe lo malo que es que no te quiera la persona que amas.
Nunca me sentí tan ignorada como cuando estuve con mi primer novio… yo estaba por él y él por su pc.
Nunca pensé que mi abuela podría llegar a morirse.
Nunca creí que algún día podría escribir algo que la gente pudiera leer… y les gustara.


Y sé que nunca se debe decir nunca… por si acaso.

10 comentarios:

glorified rubbish dijo...

Pues los Moffats era un grupillo de 4 hermanos rollo hanson para adolescentes histericas y similares. Tuvieron un par de canciones famosas alla por el 97 o 98 y luego nunca mas se supo.
Un saludo!

Chopi dijo...

NUNCA dejes de alegrarnos con tus posts

NUNCA permitas que te decaiga la moral

NUNCA cambies tu mala leche

y ante todo:

NUNCA, NUNCA, NUNCA vengas a Málaga, porque morirás de cirrosis de la de juerga que te voy a meter por el cuerpo como yo me entere :P

Ala, wapa, a vivir, que son dos días

The Slayer dijo...

Nunca pensé que te leeria a estas horas de la mañana. Y mucho menos habiendo dormido. El proximo nos lo haces con los "siempre" y lo envuelves para regalo ;)

Mara Jade dijo...

Glorified Rubbish: gracias por información pero ya te digo... no me sonaban de nada! Un detalle alcararme esta duda existencial jaja.

Chopi: mmmmmmmm lo vas a tener un poco complicado con lo de la juerga etílica... nadie ha conseguido emborracharme NUNCA.

Slayer: pensaré seriamente lo de los "siempre"... una nueva idea para un post. Qué papel de regalo te gusta más?

Sin Destino dijo...

ahora tienes más de 16 y seguro que te dicen algo más que guapa!!

Lo de no gustar a quien te gusta, eso siempre pasará. A tí, a mí y a más de un@.

Un saludo.

Fanmakimaki dijo...

Algunos nunca no me los creo. Nunca te has emborrachado? Ni un poquito? Confiesa

Mara Jade dijo...

Fanmakimaki: nunca me he emborrachado, ni siquiera un poquito... esto te lo firmo ande quieras!! He visto tantas borracheras y resacas que no quiero pasar por eso!

wachowsky dijo...

Falta una... Nunca fuiste totalmente sincera en el blog :p

mago dijo...

No m creo q nunca hayas recibido una carta de amor. Nu siquiera un e-mail de amor. Lo de no emborracharse, puede q pierdas la posibilidad de perder tu sentido del ridículo. He escrito mms de amor, pero no han servido d nada. Era una época en la q siempre pensaba en la q no pensaba en mi. Ahora he perdido ese sentimiento de romanticismo un poco cursi, por algo mas real y sincero

Mara Jade dijo...

Wachowsky: Nunca dejaré al descubierto mi verdadero yo... que luego siempre salgo perdiendo.