viernes, 28 de octubre de 2005

Is good to be Brinni Spirs!!

Or not, my darling, que la pobre no gana para disgustos últimamente.

Esta niñita multifunción, canta (¿?), baila y actúa (jajaja), formaba parte del Mickey Mouse Club con tan sólo 12 años. Su mamá quería que su hija fuera artista y no paró de llevarla a castings hasta que la cogieron para algo… aunque sólo fuera por pesada.

Total, que por aquellos entonces, Brinni, junto con sus amiguitos, la Christi y el Justino, ganaban unos 950$ al mes. Joer, pa chuches ya tenían!! Unos años después, Christi se hizo la antítesis de Brinni, como ya os explicó ella misma, en cuanto a la moralidad que toda adolescente debía tener en los Esteits, y Justino hizo un grupete que se dedicó a volver locas a niñas de ¾ partes del mundo... ahora sale con un Ángel de Charlie después de que Brinni le pusiera unos cuernacos como los del papá de Bambi.

Pero centrémonos en Brinni, que con 21 años, se estimaba que su valor como marca era de 50 milloncejos de dólares. Sólo su nombre nenis!! Osea, que tú querías vender chistorra de tu pueblo y con que pusieras “Brinni, la más güena” te hacías de oro… siempre y cuando pagaras su correspondiente porcentaje a la nena y su séquito.

Sus posesiones: 2 diseñadores exclusivos para ella, para cuando no encuentra nada entre las colecciones de Versace o D&G, manager, asistente personal, pelus y maquilladores, entrenador personal y blablabla... diversas propiedades repartidas por toda Norteamérica (Kentwood, su pueblo, donde tiene su Graceland particular, una casa en Miami, un apartamento de 6 habitaciones en Nueva York, su mansión de Malibú, como Barbie, y, un apartamento que le regaló a su hermanito mayor en Los Ángeles), a parte de numerosos coches porque aquí la rubia adora los Mercedes… uno para papá… otro para mamá… otro para su hermanita de 12 años… hecho a medida, eh? Que no creáis que Brinni es una irresponsable!... qué más?… ah sí!... que hay que comprarse 6 pares de Jimmy Choo en una tarde… pues se los compra… un bolso Birkin… pues 3! Que luego tiene que combinar con diferentes chanclas (cutre a la par que hortera)… 100 mil dólares en ropa motera porque no sabía qué ponerse para su vídeo “I love Rock & Roll”, destrozando totalmente la canción de paso…

Y como ella es así de generosa, hasta tiene su propia fundación para ayudar a niños pobres que quieren ser artistas… donó un sujetador para recaudar fondos para los damnificados del Katrina… claro que luego no sé qué pasó y retiró el sujetador y lo cambió por unas flip-flop usadas… es que Brinni es tan divina!!

Ahora Brinni tiene 23 años y a parte de haberse puesto como una vaca por emperrarse en tener un bebé, a pesar de su juventud… Brinni tiene un problemón. Brinni está triste. Qué tiene la Brinni? Este es su problema:
Su marido, el Kevin, como le llaman sus amigotes de la banda del insti. Dice que es bailarín. Mmmmmm... ya... claro... alguien lo vio bailar alguna vez? Pobre Brinni, dice... ejem... decía, que era el hombre de su vida...
Aquí el mozo, dejó tirada a su novia durante el embarazo de su segundo hijo para juntarse con la Brinni y casarse en menos de un año de relación. Cómo le gusta al Kevin que su chica le deje llevar esos pantacas 37 tallas más grandes... los pañuelos en la cabeza... uy, pero si así van a conjunto!!... relojes y joyerío ultra caro, todo financiado por su mujercita... los calcetines subidos hasta las rodillas...
Por favor, fijaos en el siguiente detalle porque es que no doy crédito!! CHANCLAS CON CALCETINES!! Y la Brinni lo deja salir así a la calle. Nena, tú que eras la princesa del pop (la rrrrrrrrreina indiscutible es Madonna) y dejas que tu chulo... eeeeeeeeeehhhhmmm... estooooooo... tu maridín salga con estas pintas a la calle??? Claro que tú, chata, también tienes delito.
Que no lo apreciais en todo su esplendor?... tranquis! aquí os pongo una ampliación!
Ay nena, ahora te quejas de que tu chorbo no te ayuda con el bebé!! Pero si este hombre no sabe lo que es trabajar!! Y encima, vas tú, so tooooooonta, y firmas un contrato vinculante, con anillos de por medio... y ahora piensas en divorciarte... jajaja... pero que passsssssta más gansa te va a sacar querida!
Y lo peor: que ahora tienes un crío y tendrás que soportar el "ya te lo dije" mundial.
Hala, quién quiere ser Brinni ahora?

2 comentarios:

The Slayer dijo...

Mil dolares en ropa motera? La proxima vez que se vaya a ir de compras tratare de convencerla pa ir al rastro. Total, va a ser dando el cante igual, pero al menos ahorrara algo.
Y sino, lo que sobre pal chache.

Fle dijo...

Pos a mí las chanclas con calcetos me han molao, mu rollito japo y tal, será que soy una hortera de cuidao! :P

Por lo demás, pena no me da ninguna... oh, madre divorciada a los 23 con miles de millones y un puñao de apartamentos? BUeh, verás lo que tarda en buscarse niñeras para todo (amamantamiento inculido, of course) y en canguros a mansalva. ¿Te piensas tu que va a dejar de hacer su superlaif de la idem por un bebé? ah, cari, que fe. Qué fe!!!! la brinis tiene la pasta suficiente para criar a su hijo desdelalejanía más lejana, acerándose sólo cuando no llore y acabe de vomitar ycambiarse el pañal... en fin, que pena me da entre cero y menos tres! :S

bsos!