martes, 16 de agosto de 2005

Lo que no te pase a ti… me pasa a mí!

La Bruja (divina ella, oyes) me preguntó en el post anterior si había conocido algún chati interesante. Pos mira darling, conocer, lo que se dice conocer… no mucho… pero no hay nada como salir de la rutina y empezar a VER. Llega un momento que todas las caras que veo por la isla se me hacen familiares. No sé cómo explicarlo… de repente me encuentro en Madrizzz y se me iban los ojos!!

Pero… amoavé… así que era aquí donde os habíais escondido cabrones??

A parte de que estoy pasando por una fase de duda existencial y que hasta me estoy planteando la posibilidad de salir de la isla por una temporadita… el hecho de ver todos esos churris tan hermosotes… es un gran aliciente! Aunque, por todos es sabido lo atontada que soy para los temas de ligoteo, pero tendría la vista mu bien regalá.

Esos días de alegría visual se acabaron y tuve que volver a la realidad: la playa, el sol, arena calentita, coca-colas frías en alguna terraza,… ah sí! Y trabajar… cuando el jefe está de vacas también cuenta eso de trabajar? Anyway, que al menos a la oficina sí que he tenido que volver y quieras o no, jode un poco.

Y allí estaba, esperándonos en el aeropuerto… más guapo… increíblemente guapo. Hacía tiempo que no lo veía tan terriblemente guapo. Como dice mi Carito: “te parrrrto como un queso”.

Sí… quien haya leído otras veces este blog sabrá de quién hablo…

Me molesta tanto que el estómago me empiece a bailar samba y mis labios pasen de mis órdenes cerebrales y reproduzca una maravillosa sonrisa cuando le veo. Me odio, me odio, me odiooooooo. Menos mal que mi habitual sarcasmo y unas buenas gafas de sol evitan que mi empardalamiento sea más evidente.

Y mis amigas, esas traidoras, que se supone iban a lanzarle una de esas miradas tipo “cómofuistecapazdedejarescaparaunachicatanmajetona”… acabaron diciendo que se le iluminó la cara cuando me vio, que se le notaba que tenía algo especial conmigo, blablablaaaaaaaaaarrrrrrrrrggggggggggg!

Mmmm interesante cambio de parecer… les comenté ya que me dejó más tirada que una colilla el otro día para ir a la playa?

Pero… estaba tan guapo… el jodío!!

Lo de salir de la isla cada vez me parece más necesario.

2 comentarios:

Bruja del Norte dijo...

Pues yo que creo que lo que necesitas, aparte un buen revolcón para quitar los ardores veraniegos, es poner distancia con ese hombre que no te puedes olvidar de él.

Que me da a mi que es un ni contigo ni sin tí, tienen mis males remedio, y eso es malo nenita, muy malo, por que es como el perro del hotelano que ni come, ni deja comer. Lo de salirte de la islita puede ser una gran experiencia y puedes ver otro mundo, y otros hombres, y no estar dependiendo de Gerard, si ya se que hablas de él. Prueba a ser tú la que rompa una cita que tengais la próxima vez, a ver si le gusta. A veces que prueben de su propia medicina es una cosa...

Mara Jade dijo...

Estoy en ella cari... de verdad que sí... estoy considerando seriamente lo de irme de aquí un tiempito...

Gracias!