viernes, 8 de julio de 2005

Vete.


- No creo en ti.
- Por qué?
- Me hiciste sufrir.
- Pero acaso no te proporcioné grandes sonrisas y muchas alegrías?
- Su tamaño no es comparable con el dolor que después me causaste.
- Eso piensas?
- Sí. Tú me diste ilusiones y cuando me las creí, te fuiste.
- Pero yo volví!!
- Cierto. En 3 ocaciones llegaste a mi vida, con forma de 3 personas diferentes. Y las 3 veces te creí. Pero ya no más.
- No vas a dejar que vuelva?
- No, vete.
- Dame otra oportunidad, incluso yo fallo.
- Lo siento, ya no admito más de tus errores. Sólo proporcionas falsa alegría a mi corazón y ya está muy lastimado.
- Deja que te lo cure! Por favor, déjame!!
- No es necesario. Le cosí las heridas con puntos, le puse tiritas, después lo vendé y lo rodeé de hielo para la hinchazón.
- A lo mejor está curado ya. Puedo mirar?
- Una vez más, no. Sólo con que lo roces lo volverás a romper.
- Estás segura? Me equivoqué, pero si me dejas intentarlo de nuevo, puede que esta vez no me equivoque.
- Vete.
- Pero quiero ayudarte!!
- Es que no lo entiendes?? No quiero tu ayuda!!
- Todos los humanos me necesitais!!
- Vete. Ahora.
- Bien... estaré cerca para oírte mejor si me llamas.

Y así fue como eché a Amor de mi lado. A veces le veo espernado en las escaleras de mi portal... pero sigo adelante y no le miro a los ojos.

No hay comentarios: