viernes, 1 de julio de 2005

Mi madre me mira raro...

Mi madre me mira raro cuando entra a mi cuarto.

No es que haya nada especial en mi habitación… un montón de libros y cd’s por todas partes (son como los champiñones se reproducen ellos solitos anywhere!!)… ropa amontonada en la silla del pc… pero siempre se queda mirando a un punto fijo… Mis esposas con peluche rosa…

Ya hablé de ellas aquí, pero últimamente mi madre las mira como con resquemor… “Y para qué quieres tú esto colgado aquí?”… “Pues no sé mamá, me gustan”… “Y donde dices que las compraste?”… “El año pasado, en Ámsterdam. Pareces la amiga de Nemo tía, que no te acuerdas de nada”… Ya”…

“Y eso lo venden en cualquier lado allí o qué?”… “No mamá, lo venden en los sex shops del Barrio Rojo… el barrio de los escaparates con pilinguis”. No lo voy a negar, me encanta ver su cara de “deberíahabertemetidoenuncolegiodemonjas” y por eso le doy muchos detalles.

“Me quieres decir que tú has estado en esos barrios? Y has entrado en un sesop de esos?”… “Ay mami, pues claro, si son tiendas muy divertidas!! Mira me regalaron este boli que si lo mueves a este chico se le cae el bañador… mira mira”

Es genial! Jajaja

Estoy pensando en pasarme por Morbia y comprar algún artículo más de decoración para mi cuarto… Qué cara pondría mi madre si se encuentra un mini-látigo… o un bote de pintura de chocolate… o una de esas cajitas tan monas para una noche “atracativa”???

No hay comentarios: