martes, 12 de julio de 2005

El niño de Renault

No, no es el nombre de un nuevo torero, que no, que no. El niño de Renault es ese que sale en un anuncio del Laguna. Que síiiiii… el bebé ese que después de que su papá dando un volantazo con ese súper-cochazo, salvan la vida y él (el bebé), en agradecimiento eterno, toma la temperatura de la leche de su biberón, se lo toma y luego se da unas palmaditas en la espalda para expulsar los gases él solito.

Que lo he visto con mis propios ojos!! En serio, lo juroooooooo!!.

Iba yo tan contenta en mi coche esta mañana medio escuchando las noticias y el “Fat of the land” de los
Prodigy (qué recuerdos de juventud!!) cuando he tenido que pararme en un semáforo. El de todas las mañanas, cerca de una guardería.

Con mi habitual empanamiento matutino me he quedado mirando a un punto fijo del infinito hasta que se pusiera en verde el semáforo… empanamiento turbado porque justo en ese punto del infinito se ha parado un coche… qué coche?... UN
RENAULT LAGUNA!! TOMA JEROMA PASTILLAS DE GOMA!!. El papá se ha bajado y le ha abierto la puerta de atrás a su hijo. EL BEBÉ!! Pero ya más crecidito, claro, de 1 año y medio o 2. El niño se ha quitado el cinturón de seguridad de la sillita especial ubicada en el asiento de atrás. Se ha bajado. Ha cogido su mochilita transparente con su muñeco de trapo dentro. Se la ha puesto y se ha colocado la camiseta. Y seguidamente ha cerrado la portezuela del coche con un empujoncito y, ahora flipad, se ha vuelto a acercar a la puerta para ver si la había cerrado bien!!

Acto seguido, se ha quedado mirando a su padre mientras le ofrecía su manita
para que le acompañara a la escoleta (guardería en mi tierra).

No es pa flipar?? ERA EL NIÑO DE RENAULT!!

No hay comentarios: