lunes, 16 de mayo de 2005

Mmmmm... primer finde libre.


Increíble, he tenido mi primer finde libre en este nuevo trabajo. Ha sido genial. De repente me encontré con 48 horas de tiempo libre ante mí. En 5 palabras: im-pre-sio-nan-te.


Sobre todo teniendo en cuenta que el domingo era de esos festivos que todo estaba abierto. Vaya putada. Hace 3 semanas me estaba acordando del subnormal al que se le ocurrió semejante idea, ya que, si no hubiera cambiado de trabajo me hubiera tocado rapar como una imbécil... y luego esperar a que me dieran un día libre quién sabe cuándo!!.


Además, mi amiga Diana ha venido a pasar unos días, y aunque de momento sólo hemos podido coincidir el sábado por la noche, me alegré muchísimo de verla. Cuando está aquí la veo más animada, más sonriente. Espero que disfrute de su estancia aquí y siga sonriendo cuando regrese a Barcelona.


También me dio tiempo a desayunar (sí, sí, desayunar jajaja a la luz del día y no de madrugada después de una súper juerga) con Isabel. Eso es un desayuno y lo demás son tonterías: zumo de naranja natural, un café descafeinado con leche y tatatacháaaaaaaan, un llonguet de trampó con queso mahonés. Imaginaos terracita al lado del mar, solecito, el desayuno y mucho parloteo con una buena amiga. Fantástico.


Vivir de día parece estimulante. Esto lo dice alguien que sabe mucho de la noche ;-P

No hay comentarios: