viernes, 27 de mayo de 2005

La cosa va de zapatos.


A veces me doy un paseo por la web de Fnac, he dicho que me vuelve absolutamente loca esta súper tienda? Libros, cd's, dvd, juegos... cada vez que entro creo que me he muerto y estoy en el Paraíso... Al menos se parece mucho a lo que yo creo que debe de ser el Paraíso. En mi imaginación también hay una playa donde siempre hace buen tiempo y una cama sujeta de 4 palmeras para echarme esas siestas de 2 horas que tanto me gustan.


Total, que he encontrado un libro que tiene muy buena pinta y que creo que me lo voy a permitir como capricho este mes. Tal vez, no lo sé, pero tiene muchas posibilidades. Se titula Los zapatos de mi vida escrito por Jane Eldershaw. Por lo visto trata de la historia de la vida de una mujer haciendo un repaso de sus zapatos.


Guau, si yo tengo que hacer un repaso de mi vida en base a mis zapatos... tendríamos mi vida contada casi mes a mes o semana a semana, a veces esa es la frecuencia con la que los zapatos me suplican que me los pruebe y compre. No sé porqué me gustan tanto, tal vez porque me gustan mis pies... qué pasa? La gente dice lo de los ojos y tal... a mí me gustan mis pies. Y como me gustan, los cuido mucho y así me duran un montón. Y como encima me encanta llevar cosas de otras temporadas, rollo retro... mejor!.


Lo sé, estoy enferma. MUY enferma. Pero he puesto remedio. Estoy castigada a no comprar más zapatos. De momento he cumplido el castigo en 6-7 ocasiones... que son los pares de zapatos que me he probado este mes y que me he auto-obligado a no comprarme. Pero eran tan ideales... BASTA! CASTIGADA!.


Así que haré un breve resumen de algunos de mis zapatos, si no os importa:


Zapatos de cuña (sin plataforma) en raso negro con tira fina de estrás en los dedos de Castañer: los adoro, me los regaló el que fuera mi primer novio (allá por el 99). Cuánto costaron? Pues no lo sé ni me importa, qué cojones, ya se gastaba el señorito bastante pasta en estupideces varias, qué mejor que lo gastara en mí? Pues eso. Aún me los pongo y son sensacionales.


Botines negros de piel, tacón 8 cm híper fino de Looky: Normalmente no me gusta ir a las rebajas porque nunca hay de mi talla, ni número, todo desordenado y me agobia el mogollón de gente. Pero hace 2 años encontré una zapataría y fui con mi madre... y allí estaban. Los únicos de mi número, súper cómodos y con una rebaja del 50%!! Me costaron 60€.


Sandalias color cereza con tacón medio de Sara Navarro: me las regaló mi mamá hace 4 años cuando fue con mi padre a ver a mis tíos a Sevilla. Súper sorpresa porque mi madre es de las típicas que dicen que han visto tal cosa pero como que como soy tan "rara" nunca se atreve a traérmelo. Pero esta vez dio el paso y olé por ella.


Tengo unos zapatos, que me los puse anoche mismo, que me gustan mucho y, que para más señas, son lo que lleva Julia Roberts en de The Mexican. Son unas sandalias beige con flores rosas bordadas en la cuña de Bata (marca española que por lo visto triunfa en Gringolandia). Ese día me había comprado unas deportivas Nike Cortez en blanco con el logo en dorado y de repente, saliendo de la tienda, veo un escaparate y allí estaban. Podéis imaginar el tiempo que tienen por el año de la peli.


Mocasines de Muxart de charol, de punta cuadrada en marrón chocolate y puntos morados. Son geniales para llevar con vaqueros, cómodos y encima al ser brillantes, dan ese toque de "arreglaíta". No pienso poner el precio.


Botas de media caña de tacón bajo y muy puntiagudas de Salvador Bachiller. Capricho puro y duro. Hace 3 años los vi, ellos me vieron y fin de la historia.


Esclavas de piel negra con suela japonesa de Wonders. Mi fetiche para ir informal. Sólo tienen un añito... y los que les quedan!. Casi, casi me las compro también en blanco, pero me contuve. Acompañé a una amiga a recoger sus zapatos de boda y una cosa llevó a la otra...


Mules de terciopelo marrón con el logo de Mascaró de Úrsula Mascaró. Mi número y en una zapatería outlet a un precio que daba risa. Tienen 2 años.


Zapato deportivo negro con el interior en naranja, última colección de DKNY. Perfectos, cómodos y una casualidad encontrarlos justo cuando buscaba calzado para estar mucho tiempo de pie. Y encima nada de cordones, llevan un sistema de elásticos que adaptan perfectamente el zapato al pie. En piel y lona negra, súper resistentes. Son de este invierno.


Unas pedazo de botas de caña alta en ante negro, puntiagudas y con el tacón altíiiiiiiiiiisimo metálico de Farrutx. Me las compré el mismo día que los zapatos anteriormente descritos. Un auténtico despilfarro y desde entonces estoy castigada... pero me quedan fantásticas!.


Y así puedo seguir con otros zapatos. Pero estoy castigada, que conste. No más zapatos.

3 comentarios:

wachowsky dijo...

Mocasines de Muxart de charol... ¿estos son los zapatos de piel de Muxu? :D ¡En el fondo estan chulos! jajaja

Mara Jade dijo...

Jajaja, esos mismos, los de piel de muxu!!

Bruja del Norte dijo...

aysssssss el calzado es mi perdición! con lo que me gusta el calzadoooo! uhmmm me parece que este veranito le engañaré al churri para acercarnos hasta Alicante... laralalalalalala ;-P