sábado, 2 de abril de 2005

Marie Claire, Martina Klein, Álex (de la Nuez), Christina (Rosenvinge) y mi insomnio.


Muy fuerte!!. Vamos, que es parece que no ha habido un embarazo en el mundo de la moda más glamuroso y larrrrrrrrrrrrrrrrgo, sobre todo eso, que el de Martina Klein. Se me ha hecho eterno, por todas partes iba haciendo gala de su barrigón, que si estoy súper emocionada, que si mi marido está súper emocionado... TODO parecer ser súper emocionante.

Y luego ahí estaba, la súper emocionada mejor amiga, Verónica Blume. Que como ya ha sido madre en todas las puñeteras entervistas que le hacían no paraba de darle consejos a su amiguísima. Hija, que debes de ganar una pasta, usa el móvil por lo menos!!.

Total, que en la Marie Claire de este mes aparece la Klein con su bebé en portada con el siguiente titular: Diario de mi embarzo.

Vi la portada de pasada porque pasé por delante de una librería. Me iba a comer con uno de los manager de la tienda y se paró para comprar tabaco. Vamos, que cuando vi eso pensé: "lo que nos faltaba, una súper modelo contando su súper mega fácil embarazo, con vestidos súper mega ideales y que luego no ha tenido súper estrías... grrrr".

Pues nada, ayer que no podía dormir, me di una vuelta por la edición digital de la mencionada revista femenina, porque quieras a o no, la sección de "Escapadas" me gusta. Así que no tuve más remedio que echarle un ojo al diario de la Kleín, tenía curiosidad por cómo escribiría esta chica.

Oye, pues gratamente sorprendida, porque pensaba que sería una chorrada y al final resultó que ni es tan aburrida, usa pequeños toques de humor y es sincerca: engordó 20 kilos y reconoció la incomodidad, la retención de líquido y el no poder parar de jalar. Toma ya!. Esta chica me cae bien.

Según sus palabras, su pareja está encantado de la vida. Vamos que está rollo papaíto empalagoso que da asco. Para referescaros las memorias, la pareja de esta chica es Álex de la Nuez. Sí, sí, el Álex de Álex y Christina. No os acordais de esa canción chorra?: "... cuando crees que me ves, cruzo la pared, hago chass..."

A que ahora sí jajaja.

La tal Christina Rosenvinge (olé con el apellido) intentó ser conocida en solitario con un estilo algo más rokerillo, pero vamos... ni más más, ni más menos. Se casó con Ray Loriga, ese escritor estandarte del movimiento grunge en literatura. Tuvieron un hijo y se fueron a vivir a los Estates porque se supone que así su hijo recibiría una mejor educación... Que no se ría nadie, por favor.

Y el tal Álex volvió a ser conocido con una canción del verano que decía: "... dame, dame, dame, dame, dame más... qué me das... 24 horas más..." Una solemne jilipollez. Así que supongo que después de morirse de la vergüenza, conocería a la Klein y decidió vivir con ella discretamente, que por lo menos ella tiene más glamour.

De lo que se entera una cuando tiene insomnio.

Escucho: Fangoria - Quiero ser inocente.

2 comentarios:

Rakele dijo...

Lo mejor de la ultima maricler el bolso q regalaban.

Mara Jade dijo...

Ahí te he visto Rakele, mu bien dicho jajaja