domingo, 6 de marzo de 2005

Room Riders

Hace un par de semanas me tropecé con este programa de la Mtv mientras hacía zapping un domingo por la tarde. Cuando estás tirada en el sofá, sin ningún plan, sólo el de gruñir lo que queda de día.

Total, que el concurso consiste en que, por ejemplo, a una chica le hacen elegir entre 3 tíos después de espiar la habitación de cada uno. Previamente, "secuestran" a los 3 chavales sin avisarles para que no les dé tiempo a "ordenar" sus respectivos habitáculos. Pueden ver todo lo que hace y dice la chica desde la furgoneta donde los tienen secuestrados. Luego, después de que la chica haya inspeccionado todo lo que quiera de las habitaciones con pinzas (por si quiere rebuscar en la papelera o en la ropa sucia), con guantes de látex y una luz negra para fisgonear entre las sábanas de la cama.

Pero eso no es todo, porque una vez la chica ha visto el cuarto de los 3 ejemplares masculinos, ellos tienen permiso para rebuscar en el cuarto de ella. Y a dónde crees que se dirijen primero?... evidentemente al cajón de la ropa interior. Es matemático, parece que lo huelen y van derechitos al lugar donde guardamos las bragas... Claro, que nosotras también vamos directas a los lugares donde creemos que ellos guardan la pornografía. Somos así de previsibles tanto unas como otros.

Y luego, la chica en este caso, va hacia su propia habitación, se encuentra con los 3 chicos y en función de lo que ha visto anteriormente, va eliminando a los propietarios de los cuartos que no le han gustado. Interesante... realmente se aprende mucho de los objetos de la otra persona. Pero esto no deja de ser un típico programa de la Mtv americana, que ya no saben qué hacer para que no cambiemos de canal.

Bueno, a lo q iba. Os imaginais que de repente vienen un par de tipos con cámaras y micros, os meten en una furgoneta donde puedes ver cómo un extraño registra tu habitación (hablo de habitación porque en mi caso sólo dispongo de eso para poner mis trastos, el resto es dominio de mis papás). Qué encontraría?.

Uff, en la mía, para empezar, nada más entrar creerían que el tsunami también pasó por mi cuarto. Es tan pequeño que aunque sólo haya un lápiz fuera de lugar, parece el caos. Además, mi madre se empeña en recargarme la habitación con pequeñas cosas que me compra: un duende, unas flores, un jarroncito (chulo) para las flores, tengo el flexo lleno de pinzas para el pelo,... Pero qué le puedo decir?. La mujer sale por ahí y ve algo que le recuerda a mi y me lo trae. Cómo le voy a decir que no?. Alguna indirecta le he tirado ya en plan: dentro de poco voy a poder poner una tienda de coplementos y decoración. Pero creo que no se ha dado por enterada.

El domingo pongo orden, pero el resto de la semana, mi silla acaba sepultada por un montón de ropa. La ropa está limpia, pero la silla parece la Señora Basura, sí, sí, la que salía en los Fraguel!!. A veces hay más ropa en la silla que en el armario, que creo que es lo único que está realmente ordenado en toda la habitación.

La mesa de estudio... ese es otro fenómeno paranormal. Libros, revistas, el ordenador, la impresora, un súper bote con media producción mundial de bolis, portaminas y lápices, post-it, carpetas, el mini-iPod, la cámara de fotos, el flexo, en el otro lado una lámpara-sol, carretes de fotos que algún día quiero revelar... y en la parte de abajo... casi creo que es peor: un pequeño equipo de música, el escáner, más carpetas, cd's y dvd's, calculadora, en los cajones un montón de cosas que ni recuerdo y que siempre digo que ordenaré... pero me da mucha pereza.

Debajo de mi cama: 2 cajones enormes con la ropa de cama y las mantitas de lana que me hicieron mi madre y mi abuela en uno y en el otro, pues más trastos supongo, casi nunca lo abro. Es difícil porque hace tope con parte de mi mesa de noche-escritorio.

En las estanterias: un huevo de libros, mis cd's de música (originales, una fortuna en música nenis), pelis en dvd (también originales, soy así de idiota), velas, fotos, una lámpara de lava,...

Y por las paredes tengo colgados varios soles, que me encantan y los colecciono. Tengo muy pocos colgados (sólo 4 de los chorrocientos que tengo), porque si los pusiera todos esto parecería un mercadillo. Ah! y un papiro enmarcado en cristal que me traje de Egipto. Las paredes las tengo pintadas de lila, con estanterías blancas, excepto mi cama que es de color... madera. Y en el techo tengo pegadas estrellas de esas fluorescentes, que me regaló mi amiga Vane (más mona ella).

Cosas comprometidas?... jajaja escondidas al menos no, porque las esposas de peluche rosa que me compré en Amsterdam las tengo bien visibles, colgadas de la escuadra de una estantería. Ropa interior?... busca en la silla, hay más probabilidades de encontrarla que en algún cajón. No uso pornografía, ni juguetes extraños... pero mira en mi papelera: en el fondo siempre hay algún envoltorio de alguna chocolatina, para que mi madre no la encuentre. Es lo más prohibido que te puedes encontrar en mi casa.

Un diario?... no, tampoco. Escribo en el ordenador y lo guardo fuera de él jijiji. Manchas en las sábanas? como no sea de la guarrería autobronceadora que me estoy poniendo para la boda de mi prima...

Ah bueno, lo que sí se puede encontrar es un montón de zapatos guardados por todas partes. Me encantan: en un zapatero en mi cuarto de baño (es el aseo de casa, me lo han adjudicado por tener el cuarto más pequeño; alguna vez os he dicho que mi casa es como la de los Alcántara, muy a mi pesar?), en el armario, metidos en sus cajas debajo de un espejo... Me da miedo contar todos los pares que tengo... sin contar las botas.

Realmente, lo único que me avergüenza de mi zulo es el desorden que hay. Pero para qué ponerlo todo en su sitio si ya casi no tengo espacio ni para mí misma!!. Un día tendré que salir al pasillo a dormir.

Linkin Park - Nobody's listening

No hay comentarios: