viernes, 4 de marzo de 2005

La magia de los antidepresivos unisex.


Es cierto!! Las mujeres tenemos un bajón o nos dan un disgusto y qué hacemos?... lo bien que nos sienta ir a la pelu, comprarnos alguna chorrada (o media tienda), darnos algún capricho (no importa lo que te gastes mientras sea un capricho)... habéis visto a algún tío deprimido en la peluquería?, haciéndose una limpieza de cutis o un masaje?, yéndose de compras?...

Mayormente va a ser que no.

A ellos les va más lo de viciarse a la peiesteishon durante horas, no ducharse en todo el finde, ponerse ciego a cervezas o hacer algún concurso de eructos. Triste, pero cierto.

Pero yo creo que he descubierto los antidepresivos unisex. Como cierto tipo de alimentos, por ejemplo: el helado. Da igual que seas tío o tía, tienes un mal día, te zampas un helado (da igual la cantidad y el sabor) y parece que se te han quitado todos los males. Bueno, siguen estando ahí, pero parece ser que el azúcar en sangre te ha alegrado el día.

La ducha: llegas a casa tod@ cabread@ porque tu jefe te ha puteado, has cobrado una mierda, encima está lloviendo, si eres tía estás con él síndrome premenstrual y si eres tío, llevas 2 semanas sin pegar un polvo. Pero ay... entras en la ducha, calentita, con la calefacción puesta en el baño, te enjabonas hasta las pestañas, te das otra pasada por el agua hirviendo, te secas con tu albornoz o con una mega toalla del tamaño de Croacia y te pones tu pijama. No te sientes como nuev@?.

La música: imaginaos esos días en los que estais tremendamente rallados, que cualquier comentario hace que montéis en cólera y tengáis ganas de construir un arma de destrucción masiva y ponerla en el trabajo (concretamente en el área de trabajo de algún jilipollas en particular). Ahí, con el calentón en la cabeza, el ceño bien fruncido que casi parecemos el presidente honorífico de Unicejjjjjjjjj. Pero llegamos al coche y te pones un cd. Madre mía lo que te alegra el "I will survive" de Gloria Gaynor jajajaja.

Y qué me decís de poderte dar el lujo de una pedazo de siesta?. De esas que mientras te vas quedando dormido piensas: voy a dormir hasta que se me hinchen los folículos pilosos!!.

Así con una larga lista de estos maravillosos productos. Y lo mejor de todo es que son unisex: fáciles, sencillos y para toda la familia, como dice el de Bricomanía. Sólo que para esto no necesitamos los tirafondos, ni la cinta de carrocero ni la cola de carpintero jis jis jis (herramientas imprecindibles para todas las chapuzas que esta hombre arma, por cierto).

Si no fuera por estas pequeñas cosas estaríamos más desquiciados de lo que estamos. Seguramente Bush todavía no los conoce.

Escuchando: "Bulls on parade" de Rage against the machine.

6 comentarios:

Rakele dijo...

Déjate de containers de helados o duchas, no nos engañemos, el mejor antidepresivo es un buen polvo.
Por cierto, la de la foto es usted? No se ve bien el careto, pero ha tenido q comer muchos chicles para tener tantos tatus de pegatina...:p

Mara Jade dijo...

Jajajajaja es como el refrán chica: a falta de pan...

Pos lo mismo, a falta de un buen polvo, un buen helado, q la cosa ta mu malita!!

Los tatoos? espero q no se borren, con el sufrimiento q pasé!! jijiji

Anónimo dijo...

Pues me esta molando mucho tu blog. Acabo de volver de fiesta y he estado navegando por y picando algunos trozos de este interesante invento. Supongo que luego de algo sacarás copia impresa, porque sería una pena perder estos pensamientos "Sex and the City"... jeje

un besin

Renko dijo...

me han comentado que un buen antidepresivo también son las esposas recubiertas de peluche rosa :PPP rumores, rumores

Mara Jade dijo...

Sí, sí, eso me han contado jajajaja

Anónimo dijo...

Un gran antidepresivo, el chocolate, una onza de chocolate lindt con leche extrafino.. uhmmm o chocolate líquido caliente sobre el helado que luego se solidifica, eso si que es un helado!

;-)

Bruja del Norte.