lunes, 28 de marzo de 2005

Canon Ixus 40


Hace como 1 mes, mes y medio como mucho, vinieron a mi mostrador una señora y un señor. Un matrimonio de mediana edad que buscaban una cámara digital buena, porque se iba a ir de viaje y querían que las fotos salieran bien y bonitas. No tenían mucha idea y me pidieron si les podía aconsejar. Yo les dije que para eso estaba, así que les hice algunas preguntas (rollo escucha activa) para saber por dónde podía hacer las recomendaciones y saber qué cámara digital se ajustaba más a lo que querían.

Pusieron mucho énfasis en que se iban de viaje y que era muy importante que las fotos salieran bien. También me comentaron que sus hijos, adolescentes creciciditos, estaban emocionados porque por fin se habían decidido a tomar contacto con la tecnología jejeje. El señor me dijo que ya estaba cansado de ir arrastrando la típica reflex, que aunque era muy buena, era demasiado aparatosa y en este viaje no quería tener que preocuparse de ella.

Les enseñé varias cámaras y todas les gustaron mucho, el caso es que mientras se las iba mostrando les pregunté a dónde se iban de viaje. Me dijeron que a China, que estaban muy contentos. "Vaya - dije - eso es un viaje y lo demás son tonterías".

Este jueves, que era festivo, pero al trabajar en comercio tenía que trabajar como una auténtica imbécil, esos señores vinieron de nuevo. Tengo que decir que fueron muy amables y enseguida me saludaron cuando me vieron. Como pasa tanta gente al día, me costó un poco reconocerles. El marido me preguntó qué tipo de pilas recargables necesitaría para usar tanto para la cámara como con otras cosas. Ya se había llevado un cargador, pero venía a buscar otro. El caso es que yo veía que la señora no se acercaba del todo al mostrador, así que le pregunté que qué tal el viaje.

Bueno, tendríais que ver la cara de los dos. Resulta que yo no me había fijado pero es que la señora no se acercaba porque venía con un carrito de bebé: habían ido a China para adoptar a una niña. Por eso estaban tan interesados en que la cámara fuera buena e hiciera bonitas fotos.

La niña era una preciosidad, 1 añito más o menos debía de tener. La han llamado Lucía. Me dijeron que se habían quedado 1 mes para arreglar todo el papeleo y hacía muy poquito que habían regresado. Se les veía realmente contentos. Me dijeron también, que la cámara había ido estupenda y que le habian hecho un montón de fotos a la pequeñita. Me dieron las gracias por atenderles de nuevo y cuando le dije adiós a la niña con la mano, la niña me sonrió y me devolvió el gesto con la manita. Preciosa.

No es injusto que te tengas que ir tan lejos para poder dar cariño a una niña? No es injusto que los varones sigan teniendo más importancia en algunas culturas? No es injusto que habiendo tantos niños en España que necesitan, desean y quieren unos papás, se pongan tantos impedimentos? No es injusto que no todas las personas puedan permitirse el lujo de poder adoptar a un niño de un país tan lejano?.

Por cierto, eligieron la Canon Ixus 40.

2 comentarios:

wachowsky dijo...

Yo quiero tener un pequeño que sea mío, pero me tira bastante el adoptar otro asiático. No descartes ser su "tía" :D

Mara Jade dijo...

Lo que vosotros (mis amig@s) querais porque no espereis que yo os haga ti@s... vamos, ni jarta de crack!