domingo, 16 de enero de 2005

Si el dinero no da la felicidad, tampoco lo inteligencia.

Parece ser que la frase "no olvidemos el pasado para no cometer los mismos errores en el futuro" no debió formar parte de la carísima educación que ha recibido (y a este paso, seguirá recibiendo) el príncipe Harry, el muy hijo de... la Gran Bretaña.

A escasas 2 semanas de la conmemoración del holocausto judío y la liberación del campo de concentración de Auschwitz, este muchachito malcriado, con más dinero del que podrá gastar en toda su vida, se presentó en una fiesta súper-osea disfrazado de soldado nazi, con cruz gamada incluída. Nadie, repito, nadie, se ha preocupado en enseñarle porqué hubo una Segunda Guerra Mundial?.

CÓMO tuvo la poca vergüenza de presentarse de esa guisa?. CÓMO alguien que disfruta de una de las mejores educaciones posibles en el mundo pudo olvidarse de lo que ingentes cantidades de personas sufrieron por sus creencias religiosas (entre otras cosas, claro)?. CÓMO SE PUEDE SER TAN ESTÚPIDO?. Sabemos que en su familia no son muy inteligentes, pero teníamos alguna pequeña esperanza en las nuevas generaciones. Pero ya se sabe, teniendo en cuenta que los Duques de Windsor eran súper coleguitas de Hitler... No me extraña que los ingleses quieren que sea directamente rey el hijo mayor del Charly, el príncipe William, que parece que tiene la cabeza mejor enroscada. Si eggg que la abuela no gana pa disgustos, qué cierto es eso de "Dios salve a la reina".

Millones de seres humanos murieron de las peores formas imaginales sólo porque a un enano con un ridículo bigote se le antojó que debían morir por ser supuestamente inferiores a él. Si esto no era un complejo de superioridad (o inferioridad, según se mire) a mí que me lo expliquen. La demagogía y el histrionismo personificadas en un pingajo insensible.

Realmente ver, leer y escuchar sobre este tema me emociona y consigue que se me salten las lágrimas, yo, que ni siquiera me inmuté cuando David el gnomo se convirtió en árbol. No me cabe en la cabeza cómo se puede hacer tanto mal y tener tanto odio. Gente muriendo, tratados como basrua, vejaciones y humillaciones varias día sí y día también, experimentación con seres humanos vivos (niños incluídos), hambre, frío, maltratos de todo tipo, enterrados en fosas comunes, robo de absolutamente todo... Es que no significa nada para ese consentido?? me pregunto.

Me parece vergonzso y una gran falta de respeto y que sólo se haya dignado a hacer público un miserable comunicado (que probablemente ni siquiera habrá escrito él) pidiendo disculpas. Que dé la puta cara como persona adulta a la que aspira a ser algún día, si lo consigue!. Por una vez su padre (ese que cree que será el próximo rey de Inglaterra) ha hecho algo útil: lo ha castigado obligándolo a visitar el campo de concentración de Auschwitz.

Lo realmente triste es que no sólo es este chavalín el único que se ha olvidado. Vivimos en una sociedad ignorante del pasado y es horrible. No recordando el pasado seguiremos repitiendo una y otra vez los mismos errores hasta que acabemos los unos con los otros. Puede que ahora no les toque a los judíos, pero qué me decís de la persecución a la religión islámica?. Si esto sigue así, un día te puede tocar a ti, pero ya no habrá remedio que pueda salvarte. Hay algo que escribió Bertolt Brecht que nunca olvido, porque realmente esto puede ocurrir si no nos preocupamos un poco por lo que pasa a nuestro alrededor. A ver si toma nota el joven Harry:
"Primero se llevaron a los negros, pero a mí no me importó porque yo no lo era.
Enseguida se llevaron a los judíos, pero a mí no me importó porque yo no lo era.
Después detuvieron a los curas, pero como no soy religioso, tampoco me importó.
Luego apresaron a los comunistas, pero como yo no lo era, tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí, pero ya es tarde."
Realmente es necesario que la historia se repita? Como dijo, otra vez, Bertolt Brecht: "Imagínate que hay una guerra y nadie va".

No olvidemos lo ocurrido y respetemos a todos los fallecidos y familiares de fallecidos que sufrieron por tan grande injusticia.

1 comentario:

Listo Entertainment dijo...

Como diría Bretch, se empieza persiguiendo a los que se disfrazan de nazis y se acaba persiguiendo a los que se disfrazan de Bin Laden, por no hablar de los que se disfrazan de George Bush...
o un año me disfracé de presidiario, por suerte la poli no se lió y no me persiguió nadie.

Quizá Harry es gilipollas, pero eso ya es otra historia.

Un besazo desde LaCinefilia!!