jueves, 30 de diciembre de 2004

Y ya no puedo máaaaaaaaaaaaas, ya no puedo máaaaaaas...


Estoy segura que en cuanto acabe la época navideña (allá por el 15 de enero más o menos) voy a caer redonda sobre cualquier superficie cómoda, blandita y calentita porque este tute que me estoy pegando va a acabar conmigo. Bueno, al menos durante unos días, jajaja, que todo es recuperarse y al ataque de nuevo.

Desde el domingo no hay día que cene en casa. Joder cómo me alegro de no pertenecer a la familia Alcántara porque a estas horas ya me habrían desheredado :-P

Que si cena con Isabel, cena de chicas con Vero, cumple de Vero y juerguecilla light después, mañana cena de empresa y ya veremos cómo acaba la noche... Evidentemente nochevieja al día siguiente, que la verdad, si no salgo tampoco me voy a morir, porque me la pela, pero me veo que se está cociendo plan.

Yo organizo juergas donde, cuando y con quien sea, pero en estas fechas tan señaladas servidora se toma vacaciones y que los demás organicen por mí. Una cosa está clara, hasta yo me he olvidado de cómo sonaba mi voz!. Que me oigo y parece que habla por mí un oso!. Lo mío ya no son gallos, son pavos reales, vamos que estoy yo para cantar una zarzuela ahora mismo...

En cuanto acabe todo este jolgorio navideño me propongo descansar, recuperar mi voz y planificar las cosas que tengo un poco colgadetas con esto del curro.

Hala a dormir, mañana más y mejor mientras susurro "Hombres" de Fangoria.

No hay comentarios: