viernes, 3 de diciembre de 2004

Jones, Bridget Jones

Acabo de venir de ver la segunda parte de "El diario de Bridget Jones, sobreviviré".

Por favor, si es que soy como ella!!. De verdad. Tengo un coleguilla por ahí que dice que, en esencia, SIEMPRE en esencia, el personaje de Sarah Jessica Parker en "Sexo en NY" le recuerda a mí. Sí, Carrie Bradshaw, la columnista que escribe las cosas sin pelos en la lengua sobre lo que le da la gana y como le da la gana... y que además se pirra por un buen par de zapatos. Lo de estar mega-buenorra, rubia de pelo rizado, ojos azules y largas piernas va a ser que no, pero la ESENCIA, dice que es lo mismo. Esencia le voy a dar yo al atontao este... Aiiiiiiiiiiis, si es que tiran más dos tetas que dos carretas, de qué me sirve a mí la esencia??.

La esencia me sirve a mí para conocer gente, derrochar energía y buen humor para que la gente no se me decaiga y haya buen rollo. Pero evidentemente hasta yo tengo un límite. Estos días no he estado muy animada, no sé porqué, y la gente del trabajo lo ha notado. Lo han notado hasta algunos de mis mánagers. Y es que no puedo ser la juerga padre y la alegría de la huerta las 24 horas del día... que yo también me canso nenis.

La esencia también me sirve para ser la "coleguita" del tío que normalmente me suele interesar y chicos y chicas, eso no mola. No! no mola joder!. Porque luego a ver cómo leñes le entras tú a uno que te considera su coleguita. Malamente vamos por ese camino, así que al final tengo un amigo/coleguita más en la lista... pero CERO PATATERO en la lista de ligues!. Y la amistad está muy bien, lo juro por la cobertura de mi Nokia 6230 pero que NO VIVO SÓLO DE LA AMISTAD, A VER SI NOS ENTERAMOS DE UNA VEZZZZZZZZZZZ!. Pero bueno, vosotros a lo vuestro, que total, como soy una "coleguita"...

Como siga a este paso un día de estos me encontraré cantando el "All by myself" de Celine Dion rodeada de envoltorios de chocolatinas y ciega de algún brebaje perjudicial para el hígado. Qué triste!!... No me sé la canción!!.

Bueno, a lo que iba. Que me ha encantado la peli, en serio. Cuando me leí el libro me partía de la risa, así que antes de acabarlo me compré la segunda parte y la verdad, casi muero del descojone. La película no me ha defraudado y ha conseguido que no me durmiera después de casi 12 horas de trabajo colocando dvd, cartuchos, monitores, accesorios varios, chequeando precios,... en la tienda.

Creo que en esencia y en presencia soy ella. Soy la Bridget Jones a la española, sólo que yo no fumo y no bebo, pero le pego al chocolate con leche que da gusto (bueno, vale, algún Brugal con Coca-Cola cae, pero no como para pillarme las cogorzas de esta pava). Tampoco soy rubia, pero bueno, ella tampoco que es de bote. Ahora eso sí, gordi como la Jones fijo. Aunque luego a la René Zellweger esta no le cuesta nada deshacerse de toda esa grasaza para ponerse como en "Chicago". Que asssssssssssco!.

Y me pasan esas cosas, de verdad, si yo lo digo muchas veces, no me canso: donde pongo el ojo pongo el pie. La cuestión es?... Habrá algún Mark Darcy por ahí para mí?.

En mi cabeza no para de sonar: Madonna - "Material girl"

1 comentario:

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Tienes un blog bastante entretenido.El blog de una dama jedi.