viernes, 12 de noviembre de 2004

Y Dios...


... pobló la tierra con espinacas, coliflores, brócolis, repollos, puerros y demás hierbajos, para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse y llevar una vida sana. Y Satanás creó el McDonald's y el Burguer King. Y McDonald's creó el Big Mac y Burguer King el Whooper. Y Satanás dijo al Hombre: "¿Lo quieres con patatas y Coca-cola?". Y el Hombre dijo: "Tamaño extra grande y doble de ketchup". Y el Hombre engordó. Y Dios dijo: "Haya yogurt, para que la Mujer conserve la silueta que he creado con la costilla del Hombre".

Y Satanás creó el chocolate. Y la Mujer engordó. Y creó Dios las ensaladas, el aceite de oliva y los yogures Vitalínea. Y vio que estaba bien. Y Satanás hizo el helado. Pero de mil sabores, para que no pudiera resistirse a la tentanción. Y la Mujer engordó otra vez (por mucho que ella se empeñara en decir que era retención de líquidos). Y Dios dijo: "Mirad que les he dado frutas en abundancia, que les servirán de alimento sano... un tanto sosete, pero sano que es lo que importa".

Y Satanás inventó los huevos fritos con patatas fritas y chorizo. Y el Hombre se convirtió en lo que ahora conocemos como Homer Simpson, y su colesterol malo se fue a tomar viento. Y creó Dios las zapatillas deportivas (Nike, Reebok, Puma y Fila para empezar), y el Hombre decidió correr, para perder las toneladas de más.

Y Satanás concibió la televisión por satélite. Y agregó el mando a distancia para que el Hombre no tuviese que cambiar de canal con el sudor de su dedo. No contento con ello, decidió que el mejor complemento sería un mullido sofá donde el Hombre pudiera repantingar su ya enorme cuerpo. Y el Hombre aumentó todavía más de tonelaje. Y Satanás dijo a la Mujer: "Son apetecibles a la vista del Hombre unos aperitivos". Y la Mujer le acercó al Hombre las Pringles, los Doritos, las cortezas de cerdo, las chuches, unas alitas de KFC con su mayonesa y unas cervezas, por eso de que no vaya a deshidratarse el pobre. Y el Hombre, aferrado al mando distancia, comió los aperitivos, que eran abundantes en colesterol. Y vio Satanás que estaba bien. Y el Hombre llegó a tener las coronarias obstruidas (a parte del cerebro, que para eso se lo dio en mejores condiciones a la Mujer).

Y dijo Dios: "No es bueno que el Hombre tenga un infarto". Y entonces creó el cateterismo y la cirugía cardiovascular, las unidades coronarias, los baypass y las dietas bajas en sal. Y Satanás creó... la Seguridad Social.

Y dijo Dios... "¡¡¡ANDA Y QUE OS DEN POR EL CULO A TODOS HOSTIA PUTA!!!".

Y en eso andamos.

2 comentarios:

wachowsky dijo...

Si el texto es tuyo te has ganado un gallifante y si no... tambien, que te lo has currado xD Me parto xD

Mara Jade dijo...

Es un fifty-fifty. Leí algo parecido y se me ocurrió poner algo así por aquí.

Me alegro que haya sido de tu agrado :-*