domingo, 10 de octubre de 2004

Oda a George Clooney o porqué es bueno que siga soltero:


Ayer por la noche estuve cenando con Carol y Sonia (compatriota de Carol que tuve el placer de conocer) en casa de Raquel. Realmente lo importante no era la cena en sí, lo bueno fue pasar un rato entre chicas, tomando mate, riéndonos de las fotos que hacíamos con la cámara de Sonia y comer bombones. Conversación interesante... pues no mucha porque la verdad es que no paramos de contar chorradas. A veces es lo mejor!!.


El caso es que llegué a casa y como no tenía sueño (para no perder la costumbre) me puse a mirar la programación de pelis en la tv por cable. Nada interesante, hasta que vi la luz. En ella salía EL HOMBRE: George Clooney. "Crueldad intolerable". No es una gran película, pero sirve para pasar el rato. Por cierto, salía una tal Catherine Zeta-Jones.


Si es que este hombre es, como diría Papuchi, guapo, guapo, guapo, guapisisisisisimo. Quién no se rinde ante esa sonrisa, esa mirada seductora, la cara de niño travieso que tiene y ese cuerrrrrrrrrpo. Encima, no se le conocen escándalos y goza de buena reputación entre el famoseo. Es que prácticamente es perfecto. Claro, casi, casi, que no debemos olvidar que es hombre y ya le pillaremos en algún renuncio, porque tanta perfección contenida en una misma persona no es normal.


Y os preguntaréis cómo un hombre tan guapo, guapo, guapo, guapisisisisisimo y encantador puede compartir su vida con un cerdo (y no con servidora, por ejemplo)?. Es que su mascota es un pequeño cerdo negro vietnamita. Mirémoslo desde otro punto de vista: Jorgito es un gran amante de los animales. Para gustos los colores. Porque no puede tener un perro como todo hijo de vecino, no, él un cerdo. Claro, como nadie los quiere por lo guarros que son...


En "Crueldad intolerable" está fantástico, pero personalmente le prefiero en "Urgencias". Porque da igual lo que se ponga: un pijama de médico, un esmoquin para una fiesta, de preso (en "O Brother"), de soldado ("Tres reyes"), astronauta ("Solaris"), de pescador (en "La tormenta perfecta" con lo poco que me gusta el pescado pero iría a comprárselo todos los días) o un traje de Emidio Tucci para un anuncio de esos grandes almacenes donde llega la primavera antes que al resto del país. No importa, TODO le queda bien!.


Y no será porque este hombre me atraiga, es que si pudiera me pegaría a él como una auténtica lapa!. Comprendo perfectamente que la pobre Jennifer López tuviera ese dilema en "Out of sight". Que a mí me daría lo mismo ser una agente del FBI o una Power Ranger, cuánto hay que pagar para que me encierren en un maletero con semejante ejemplar masculino?.


Por supuesto, cinematográficamente hablando, el auténtico Batman siempre será Michael Keaton, pero hay que ver cómo le quedaba el traje de súper-héroe al Clooney. Tremendo!!. Aunque donde está de toma pan y moja, en mi más humilde opinión, es en "Abierto hasta el amanecer". Con ese tatuaje, esa cara de malo, siendo primero el villano y luego el héroe... pobrecito, con lo que le costó cargarse a toda esa jauría de vampiros ávidos de sangre y luego le toca quedarse con la Juliette Lewis esa que es más fea que pegarle a un padre con un calcetín sucio en su lecho de muerte.


Se ponga como se ponga George Clooney está buenísimo. Afeitado, con barba de unos días, con barba crecida, con perilla... peeeeeeeeeeeeeero, George, en serio, rotundamente NO con bigote (como en "O Brother. What Art Thou?"). Con esa sonrisa podría entrar en un banco y atracar sin usar la violencia. En "Ocean's Eleven" es uno de su mejores y más irresistibles papeles. Atrácame George, atrácameeeeeeeee!!.


Propongo que el Sr. Clooney sea declarado patrimonio universal femenino ya que representa el ideal de hombre, porque todas buscamos uno. TO-DAS. Vale, vale, afortunadamente no a todas les gusta este hombre de belleza cuarentona (hay quien prefiere al oxigenado de Brad Pitt, que tiene delito por haber sido novio de Juliette Lewis). Por sin duda alguna lo que no se puede negar es que sería el yerno que toda suegra desearía. Elegante, educado, campechano, simpático, con esas canas que si fuera por él los de "Just for men" se arruinarían... es como un plato de espaguetis a la siciliana para el que está a dieta: irresistible. O mejor, mejor, como las "Pringles", que cuando haces pop ya no hay stop.


Es bueno que siga soltero, así podréis seguir imaginándoos el día de nuestra boda. MI boda chicas. Pobre de la que consiga convertirse en su esposa: va a ser una de las mujeres más envidiadas y odiadas del universo. Y a mí no me importa que me envidieis y/u odieis jeje. Que siga soltero, nos permitirá seguir pensando que, por remotas que sean, aún tenemos posibilidades. No me llaméis ilusa porque tenga una ilusión.


Imaginad, un día soleado, una playa paradisíaca, flores a cascoporro, te ajustas tu etéreo vestido de novia y echas a andar por la arena... y al final del trayecto ahí está él, George. Con una sonrisa blanca nuclear y un anillo con un pedrusco que hará que andes de lado cada vez que lo lleves. El juez de paz os casa y os vais de honeymoon a las Maldivas y... un imbécil se tropieza contigo y no tienes más remedio que abrir los ojos para comprobar cómo la peña que te rodea te mira como pensando "qué clase de hierba fumará esta?" por la cara de felicidad que arrastras.


Es que es así. George Clooney es el hombre ideal para fantasear. Quién lo pillara, aunque tal vez sea mejor así, tampoco yo quiero privarle de la ilusión de seguir deseando encontrar una chati como yo jajaja.


Pero hay que tener siempre presente una cosa: Los hombres no maduran, sólo echan barriga ;-D


Por aquí suena... Tito & Tarantula - After dark.

No hay comentarios: