domingo, 31 de octubre de 2004

Así con las cosas y así te las estoy contando.


Una semana sin darme un garbeo por aquí. Mucho no?.


Bueno, pues la boda ya pasó. Todo muy bien, cómo no (y no es porque sea mi amiga) Lilia estaba deslumbrante, al igual que el novio (ahora marido), Miguel, que al salir de la iglesia estaba más pálido que Cásper. Vamos que si no fuera porque sé que adora a la que ya es su esposa, Pedro (el famoso acompañante de mi menda) y yo hubiéramos dicho que estaba a punto de salir por patas.


El caso es que todo muy bien, el único problema es que tuvimos que irnos prontito porque Pedro tenía un servicio con la Cruz Roja a la mañana siguiente por lo del famoso maratón de la semana pasada. Pero bueno, que disfruté y lo pasé muy bien hablando con él, la familia de Lilia y los propios contrayente. Y si ya rematamos con que a pesar de hacerse el longui, Pedro tuvo que bailar con: la novia, la madre de la novia, la abuela materna de la novia y las 3 hermanas de la novia... valió la pena ir a la boda!!.


Ahora los recién casados disfrutan de su luna de miel después de pasar la noche de bodas en el Nixe Palace. Si eg que ná é güeno pa mi niña Lilia!.


En cuanto a mí, pues nada, en los Madriles. Soportando un frío del copón nenis. Que es salir a la calle y se te quedan los mocos como carámbanos!. Pero en resumen todo bien, de verdad. Será la suerte de compañeros que me han tocado, la gente que nos ayuda allí, los jefes que les robamos (jijiji se vienen a Palma a trabajar en la tienda de aquí) o las reuniones de cada noche en la habitación de las chicas. Sí, sí. Somos 11 personas, de ellas 2 chicas. Así que imaginad dónde se hacen las cenas multitudinarias cada noche jajaja. Pero es un placer. Como en GH pero sin fresitas, aídas, nikis, legionarias o pastores jajaja. Cada noche 2 personas hacen la cena para todos los demás. Luego recogemos la mesa y ponemos el lavavajillas (o lavacopas, como dice Verónica, argentina con la que comparto apartamento, una encanto). Y luego de cháchara, claro, que aunque nos tengamos que levantar pronto nos pegamos las horas muertas dándole a la sin hueso.


Estoy francamente encantada con esta gente y creo que todos estamos convencidos de que vamos a ser un gran equipo. En la empresa se están preocupando mucho por tenernos agusto, nuestros mánagers nos enseñan un montón y entre todos tenemos muy buena relación. Cuando he hablado con algunos por separado se comenta lo mismo, así que estoy contenta. Llevamos ya 3 semanas juntos de formación y nos quedan otras 3 por delante. La última semana vendrán a Madrid los de media jornada y para entonces estoy más que convencida de que se van a encontrar a un grupo muy unido, si las cosas siguen como hasta ahora. De momento nadie se pelea por el tabaco ;-)


Cuál es la preocupación que se cierne sobre mis pensamientos y sueños?... HE EN-GOR-DA-DO!!. Que sí, que sí!. No sé cuánto he puesto porque me da miedo mirarlo, pero sólo os digo una cosa: a trabajar, por lo menos hasta que tengamos el uniforme, tenemos que ir con pantalones negros... LOS MÍOS NO ME CABEEEEEEEEEEEEEEN!!. Y no soy yo sola, que a Verónica tampoco le caben los suyos!. No os podéis hacer una idea de cómo comen por las tierras de la Espe. Y encima con un estrés... que si mirar el menú en 2 segundos, elegir 2 platos y bebida, te traen el primer plato y ya ves cómo sale de la cocina el segundo... y aún te queda el postre (que no sé porqué siempre queda pudding de plántano y kiwi, debe de estar asqueroso por lo visto) y el café. En una horita que tienes para comer. Y no os penséis que me lo como todo. No termino el primero, el segundo de aquella manera y para que YO renuncie al postre... la cosa es muy grave, prácticamente un asunto de estado (y cuando digo estado, también incluyo a los catalanes, que mucho mundial de hockey pero se han ido a la puta calle en la Copa del Rey).


Y no se le ocurre nada más brillante a Óscar, el jefe (juerguista donde los haya, eso mola jur jur jur), que hacer la formación teórica por la tarde. No importa el grado de cafeína que lleves en sangre, con lo que te has metido entre pecho y espalda tumbarías a un hipopótamo bulímico. Y servidora no puede tomar café (aunque me encanta) porque me pone como una moto. Vamos que estaría subiéndome por las paredes. Sería genial si no tuviera problemas para pillar el sueño, así que me paso las horas de la teoría con palillos en los párpados para no entrar en estado semicomatoso.


Estaré por casa hasta el martes a mediodía, así que servidora, a parte de salir (con quien, a donde y cuando sea) aprovechará para planchar la oreja... y nada de comer!!. Eso sí, ya que a nuestro adorado mánager Óscar, que ha estado aquí este finde, le han flipado tanto las hierbas, me llevaré una botellita jejeje. Ahora seguro que viene a cenar con nosotros más a menudo ;-P

Escucho... Pink & Steven Tyler - Misery

4 comentarios:

pedro mercader dijo...

llegue a tu blog por casualidad, ¿como se bajan fotos?

pedro mercader dijo...

claro que tengo, pero no se como colgarlas

pedro mercader dijo...

pues ya que te encontre, te seguire.

Voy a ver si te pongo fotos del Camino.

gracias guapa,

Mara Jade dijo...

Pues de nada, a ver si dentro de poco veo alguna foto.

Ya que tú me sigues, yo tb haré lo propio con tu blog :-)